Hamilton consigue su cuarto título en Fórmula Uno; Verstappen gana el GP de México

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El británico Lewis Hamilton cruzó la meta en el noveno lugar en el Gran Premio de México de Fórmula Uno y le alcanzó para levantar el título de campeón de la principal categoría de automovilismo deportivo.

El ganador del GP mexicano fue el holandés Max Verstappen (Red Bull), de 20 años, quien dominó la prueba de punta a punta, beneficiado por el contacto entre los monoplazas de Hamilton y el alemán Sebastian Vettel, quien comenzó en la pole position.

Verstappen, quien sumó su tercer triunfo en la F1, después de ganar en España en 2016 y en Malasia en la presente temporada, fue escoltado por Valtteri Bottas (Mercedes Benz), que concluyó segundo, y Kimi Raikkönen, de Ferrari.

El ganador del GP mexicano fue el holandés Max Verstappen. Foto: AP / Moisés Castillo

El ganador del GP mexicano fue el holandés Max Verstappen. Foto: AP / Moisés Castillo

Con un público entregado a Sergio Pérez, el piloto mexicano llegó en la séptima posición y, como ya ha sido una constante en las recientes carreras, de nueva cuenta fue superado por su compañero de Force India, el francés Esteban Ocon, quien terminó quinto en un pletórico Autódromo Hermanos Rodríguez.

Hamilton, de la escudería Mercedes Benz, emparejó así los cuatro títulos que suma el alemán Sebastian Vettel y el francés Alan Prost, sólo por debajo de Juan Manuel Fangio (5) y Michael Schumacher (7).

Considerados a erigirse en los grandes protagonistas de la carrera celebrada en México, Vettel y Hamilton, de 32 años, quedaron relegados en los últimos puestos a causa del contacto que tuvieron en la largada.

Aunque ambos pilotos lograron remontar posiciones, el extra corrió por cuenta del piloto de la Ferrari, que tras caer hasta al sitio 19 entre 20 monoplazas –sólo delante de Hamilton– terminó en la cuarta posición.

Pero Vettel no logró cerrar la prueba en el segundo lugar, la posición que requería, al menos, para dejar en suspenso la coronación de Hamilton, a falta de dos fechas para que finalice la temporada de la F1.

Por cuarta ocasión, el GP de México ha visto coronar a un piloto de la F1, después de John Surtees (1964), Denny Hulme (1967) y Graham Hill (1968).

Entre el rugir de los motores, el momento emotivo del Gran Premio de México se experimentó en la vuelta 19, cuando los aficionados y los ocupantes de los boxes del autódromo rindieron con el puño en alto un minuto para recordar a las víctimas del sismo del pasado 19 de septiembre, que dejó un saldo de más de 200 muertos.

“¡Viva México!”, exclamó en español un eufórico Lewis Hamilton apenas descendió de su bólido.

Después, Lewis, cuyo nombre se debe a la admiración de su padre por el exvelocista estadunidense Carl Lewis, admitió que tiene seguidores en todas partes del mundo, “pero ninguno con la energía de los mexicanos”.

Exultante, Hamilton calificó de irreal su reciente coronación: “No se siente real este título. Tuve una buena salida, no sé qué pasó en la curva tres, le di mucho espacio a Sebastian”.

“Era difícil luchar cuando estaba 40 segundos atrás, pero la fortaleza de mi corazón me permitió para seguir adelante sin rendirme. Esta victoria se lo dedico a Dios, a mi familia y al equipo”.

Comentarios