Manafort y Gates se declaran inocentes tras acusaciones por el “Rusiagate”

WASHINGTON (apro).- Los exfuncionarios de la campaña presidencial de Donald Trump, Paul Manafort y Rick Gates, se declararon inocentes tras las acusaciones de conspiración contra Estados Unidos y lavado de dinero, entre otros señalamientos que les imputa el Departamento Justicia como parte de la investigación del caso Rusiagate.

Manafort, exdirector de la campaña proselitista de Trump, y Gates, uno de sus asesores, son los primeros encausados ante la Corte Federal del Distrito de Columbia por Robert Mueller, fiscal especial independiente del Departamento de Justicia para el caso Rusiagate, en la investigación para determinar si los rusos se coludieron con el entonces candidato presidencial republicano para manipular las elecciones de 2016.

Mueller, exdirector del FBI, acusa a los exasesores electorales de 12 delitos, esto como parte de la pesquisa para determinar si hubo colusión entre la campaña de Trump y el gobierno de Rusia para manipular los comicios del pasado 8 de noviembre en contra de la excandidata demócrata Hillary Clinton.

Ambos excolaboradores de la campaña de Trump pagaron una fianza, cuyo monto no se dio a conocer, y salieron libres, aunque permanecen bajo arresto domiciliario.

De ser declarados culpables, por lo menos por el delito de lavado de dinero, ambos podrían recibir una sentencia mínima de 20 años de prisión.

Comentarios