Los nuevos prodigios del ajedrez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por alguna razón que no es muy fácil de explicar, los niños prodigios se dan en tres actividades en general: las matemáticas, el ajedrez y la música. Quizás se trate finalmente de sistemas que son como lenguajes en donde ciertos niños los ven de forma tan natural que los “hablan” casi sin tener que pensar.

El ajedrez -parecen decir los estudios de tomografía- se sitúa en el mismo lugar en donde está la capacidad del habla y del adquirir vocabulario. Por ello mismo, es probable que quienes tienen habilidades para el juego-ciencia lo tengan también para los idiomas, por ejemplo.

Nodirbek Abdusattorov es un chico de 12 años que ya juega 2498 puntos Elo, lo cual lo sitúa casi en la barrera de los 2500 puntos, que es la puntuación mínima para convertirse en gran maestro. Abdussattorov tiene ya dos normas de gran maestro (que equivale a dos terceras partes del título en cuestión), las cuales obtuvo en el Memorial Chigorin 2016 y en Abu Dhabi, ambas en el 2017. Ahora ha logrado en el Memorial Chigorin de este año hacer una norma más y ganar 16 puntos Elo, lo que lo pone con un rating de 2514, lo que debe ser suficiente para que la Federación Internacional de Ajedrez le extienda el correspondiente pergamino.

En esta última edición del Memorial Chigorin, Abdusattorov tuvo los siguientes resultados: Venció a Ismagilov Damir (2058), de Rusia, Tugarin Anton (2251) Rusia, Belenkaya Dina (2346), Rudia y Gran Maestra femenil. Después venció a Sethuraman (India), de 2632 puntos Elo. Enpató con Vorobiov E (2555) de Rusia. Venció a Levin E. (2545) pero perdió con Gordievsky, D., de 2605. Empató con Timofeev (2545) y finalmente unas tablas con Alekseev (2622).

Su desempeño fue de 2633 puntos, es decir, jugó el torneo como si fuese un jugador de ese nivel, lo que le llevó a quedar en el lugar 14 (habiendo sido sembrado como el número 37), y logrando la última norma.

Abdusattorov es ahora el segundo gran maestro más joven de la historia, logrando el título a los 12 años con 10 meses. Solamente Karjakin (subcampeón mundial), lo rebasa al haber logrado este título a los 12 años con 7 meses y 0 días. Después le siguen Parimarjan Negi (India), con 13 años, 4 meses y 22 días y Magnus Carlsen (Noruega), actual campeón mundial, con 13 años, 4 meses y 27 días.

El futuro ajedrecístico de todos estos prodigios es bastante claro: dominarán el escenario del ajedrez por los siguientes años y algunos de ellos llegarán a jugar en la elite y por qué no, podrían convertirse en los siguientes campeones mundiales eventualmente. En términos de ajedrez, ser un gran maestro a esa edad los hace tener un futuro enorme dentro del fascinante mundo del ajedrez actual.

Comentarios