“No hubo colusión con rusos; revisen la corrupción demócrata” pide Trump a la prensa de EU

WASHINGTON (apro) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a utilizar su cuenta personal en Twitter para recalcar que no hubo colusión de su campaña presidencial con los rusos y exigió a los medios de comunicación que se concentren en reportar la corrupción del partido demócrata.

“Las noticias falsas están trabajando tiempo extra mientras el abogado de Paul Manafort dijo que ‘no hubo colusión’ y que los eventos mencionados ocurrieron antes de que él… llegara a la campaña.

“Poca gente conocía al joven y voluntario de bajo nivel llamado George, quien ya demostró ser un mentiroso. Revisen a los demócratas.

“Espero que la gente se concentre en nuestro proyecto masivo de recorte de impuestos a los negocios (empleos) y clase media (además de la corrupción de los demócratas)”, escribió Trump en tres mensajes de Twitter esta mañana.

Los mensajes cibernéticos del mandatario estadunidense son en reacción al encausamiento judicial que se dio a conocer el lunes pasado contra dos exasesores de su campaña presidencial: Paul Manafort y Rick Gates.

Además, se develó otro expediente judicial que se mantenía en secreto sobre el acuerdo al que llegó el Departamento de Justicia con George Papadopoulus, quien se declaró culpable del delito de mentir a agentes federales durante un interrogatorio sobre la participación de los rusos en la plataforma proselitista del actual presidente.

Papadopoulus, según el expediente formulado por el fiscal especial independiente, Robert Mueller, fue contactado por un profesor quien le dijo que agentes rusos tenían información “sucia” sobre Hillary Rodham Clinton, la candidata demócrata, y que esos datos beneficiarían a la aspiración presidencial de Trump.

La confesión de culpabilidad de Papadopoulus es jurídicamente la primera evidencia de la relación entre Rusia y la campaña de Trump. Mueller, el fiscal especial independiente del Departamento de Justicia, se concentra en aclarar si hubo o no algún acuerdo entre los rusos y la campaña de Trump para manipular las elecciones presidenciales de 2016.

Este martes en su cuenta personal de Twitter, Trump minimizó el papel de Papadopoulus en su campaña. Y el lunes la Casa Blanca por medio de la vocera Sarah Huckabee Sanders hizo lo mismo.

Trump y Huckabee Sanders tildaron de “voluntario de bajo nivel” a Papadopoulus. No obstante, y en medio del escándalo político del Rusiagate por los encausamientos develados por Mueller, se divulgó una fotografía fechada el 26 de marzo de 2016, en la que Papadopoulus está sentado a menos de dos metros de Trump durante una sesión de seguridad nacional.

Específicamente el encausamiento judicial de Manafort y Gates, que los acusa de conspiración contra Estados Unidos y lavado de dinero entre los 12 cargos que se les imputan, no hace mención alguna de la presunta colusión de la campaña de Trump con el gobierno de Rusia. Esto lo utilizó la Casa Blanca para afirmar que en la campaña presidencial no hubo coordinación con los rusos, argumento que repitió el abogado de Manafort y que ahora matizó Trump en su cuenta personal de Twitter.

Con el pago de una fianza de 10 millones de dólares, Manafort y Gates quedaron en libertad y se encuentran bajo arresto domiciliario. Jurídicamente en Estados Unidos el arresto domiciliario no implica aceptación de cargos.

Manafort y Gates están obligados a reportarse todos los días telefónicamente con el FBI, no pueden salir de Estados Unidos y solo se les permite abandonar su hogar para asistir a eventos de carácter estrictamente religioso.

En la Casa Blanca, de acuerdo con varios medios de comunicación como el periódico The Washington Post, tanto Trump como sus asesores más allegados están preocupados por la posibilidad de que Gates, no Manafort, con tal de librar una sentencia en la cárcel, proporcione a Muller información que afecte al actual presidente bajo un acuerdo como el que consiguió Papadopoulus.

Gates quien era subalterno de Manafort cuando este fue despedido como jefe de la campaña en agosto de 2016, no abandonó el proyecto electoral de Trump e incluso, ya con el actual presidente en la Casa Blanca, estuvo presente en varias sesiones de seguridad nacional y política doméstica llevadas a cabo en la Oficina Oval.

Comentarios