“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

De 12 mil 590 mdp, el daño patrimonial de la cuenta pública 2016 en Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- El daño patrimonial de la cuenta pública 2016, auditada por el Órgano de Fiscalización (Orfis) y validada por la Comisión de Vigilancia del Poder Legislativo, asciende a 12 mil 590 millones de pesos, informó este martes el presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso local, Juan Manuel de Unanue Abascal.

De ese total, 690 millones de pesos corresponden a 101 municipios y 11 mil 900 millones a dependencias estatales y organismos autónomos, precisó.

“Son 11 entes fiscalizables que serán denunciados de manera inmediata por el posible daño patrimonial que dejaron en el último año de la administración de Javier Duarte de Ochoa, esto luego de dictaminar el Informe de la Cuenta Pública 2016”, explicó.

De acuerdo con el legislador panista, las dependencias donde se encontró mayor daño son las secretarías de Gobierno; de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP); de Finanzas y Planeación (Sefiplan); de Educación de Veracruz (SEV); de Turismo (Sectur); de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca, y de Seguridad Pública (SSP), así como el Seguro Popular, por lo que hoy mismo se interpondrán las denuncias respectivas.

“Prácticamente en estos entes el presunto daño es insolventable por la cantidad y el monto o por la naturaleza de las observaciones, entonces, pues hay que celebrar que este dictamen estuvo firmado por los 15 integrantes de la comisión y esto es muy importante”, agregó.

Unanue Abascal dijo que la Contraloría General del estado (CGE) hará las observaciones administrativas y el Orfis podrá solicitar la documentación que se requiera.

“En el caso de los ayuntamientos, hay 101 municipios que quedaron con presunto daño, y continuará la fase para solventar o reintegrar documentos o recursos”, puntualizó.

Sobre la CGE hubo polémica debido a que quedó eximida de responsabilidad por los legisladores del PAN, PRD y PRI. En ese sentido, el último titular en el gobierno de Javier Duarte, Ricardo García Guzmán, no será citado ni denunciado.

Su hijo, Rodrigo García Escalante, arrancó en el Congreso local como diputado del Partido Verde Ecologista de México, sin embargo, hace un par de meses se adhirió a la bancada de Acción Nacional.

Juan Manuel Unanue negó que hubiera arreglo político para deslindar de responsabilidad al último contralor general que tuvo el sexenio de Duarte y que fue el encargado de avalar las falsas declaraciones patrimoniales de varios integrantes del gabinete anterior.

“Aquí no hay monedas de cambio para nada, todo se hace con base en la legalidad, con la ley en la mano, y a esto se le va a dar seguimiento”, concluyó.

Comentarios