“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Iñárritu pide a los jóvenes mexicanos vigilar a sus gobernantes

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Si los jóvenes mexicanos vigilaran las acciones de sus gobernantes “con la misma pasión con la que se entregaron al rescate de sus hermanos” tras los sismos de septiembre pasado, “México sería el país que pudiera y debería de ser”, aseguró el director de cine Alejandro González Iñárritu.

Durante el evento Friends of Mexico and Américas Soviet Fundraising Dinner, realizado el pasado miércoles 1 en Nueva York, el primer cineasta mexicano en obtener dos veces consecutivas el premio Óscar destacó que gracias a la impresionante y generosa respuesta de la sociedad mexicana, en especial de los jóvenes, muchas personas fueron rescatadas, atendidas y muchos damnificados contaron y contarán con un apoyo invaluable para recuperar parte de lo que perdieron.

“Si los jóvenes mexicanos, con la misma pasión con la que se entregaron al rescate de sus hermanos, se entregaran a una pacífica pero rigurosa y constante vigilancia civil de sus gobernantes y de sus acciones, México sería el país que pudiera y debería de ser”, subrayó.

De igual manera, destacó que por más generosas que sean las aportaciones de la sociedad civil para ayudar a las personas afectadas por los sismos, “se desvanecen ante la miseria tan grande” en la que viven comunidades de los estados de Oaxaca y Chiapas, por ejemplo.

Las entidades del sur del país, con altos índices de pobreza, suelen ser más vulnerables ante ese tipo de fenómenos, añadió el creador de Amores perros (2000), 21 gramos (2003), Babel (2006), Biutiful (2010) Birdman (2014) y The Revenant (2015).

En la cena y subasta organizada por Friends of Mexico –un grupo de empresarios de compañías mexicanas y extranjeras con presencia en México– en conjunto con Americas Society se remataron obras de artistas como Bosco Sodi, Javier Marín y Gabriel Orozco, y en total se recaudaron casi 12 millones de pesos a beneficio de las víctimas de los sismos.

Los fondos serán canalizados a través de Fideicomiso Fuerza México, una organización no gubernamental que permitirá a los donantes seguir el destino del dinero para que sean usados en comunidades o proyectos específicos sin intermediarios del gobierno mexicano, según un despacho informativo de la agencia Associated Press (AP).

Comentarios