Estados Unidos, en el centro del trasiego de fentanilo

En su guerra contra el consumo de opiáceos, Estados Unidos debería mirar a sus servicios de paquetería internacional, antes de acusar a México como fuente de todos los males. El fentanilo, sustancia básica para la elaboración de las drogas de diseño, se produce en China y el país asiático se la envía a los cárteles mexicanos en miles de paquetes que todos los días pasan sin problemas por Memphis y San Francisco. La DEA y la ICE conocen el problema… y aseguran que no tienen forma de solucionarlo.

WASHINGTON (Proceso).- El consumo de opiáceos en Estados Unidos –drogas que cada día matan a unas 130 personas– se volvió ya una epidemia. Y ese mismo país se convirtió, indirectamente, en el principal proveedor de fentanilo para los cárteles mexicanos que elaboran las drogas de diseño.

El fentanilo es la sustancia química indispensable para la elaboración de anfetaminas, metanfetaminas, heroína, pastillas psicotrópicas y muchos otros narcóticos que caben en la categoría de opiáceos, de acuerdo con datos de la Administración Antidrogas (DEA) y de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

Y todo el fentanilo que Estados Unidos exporta a México y que después los cárteles mexicanos, principalmente el de Sinaloa, devuelven al mercado estadunidense en forma de drogas de diseño, se produce en China.

“El juego de las drogas se ha convertido en una ruleta rusa”, dice en entrevista Rusty Payne, vocero de la DEA.

Un agente especial de la ICE –quien pide al reportero la reserva de su nombre– expone de esta manera la nueva ruta del trasiego de drogas sintéticas hacia Estados Unidos: “El fentanilo que se produce en China lo compran legalmente los cárteles mexicanos en algunas de las miles de páginas de internet que hay para ese mercado. Los envíos desde China se hacen por paquetería, en especial por Federal Express (Fedex) y por el Servicio Postal de Estados Unidos (USPS).

“Pero primero tienen que llegar, obligadamente, a Estados Unidos, al centro de redistribución de Fedex en Memphis, Tennessee, o al del USPS en San Francisco, California; y posteriormente salen de estos centros hacía México”, explica el agente especial de la ICE dedicado a las investigaciones sobre el tráfico del fentanilo chino.

“A Memphis y a San Francisco llegan todos los días decenas de miles de paquetes de China. Para Fedex y USPS es una tarea imposible revisar cada uno y por eso, tal es el método preferido de los cárteles de México para conseguir el fentanilo chino”, apunta el agente.

Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2140, ya en circulación

Comentarios