Puigdemont y exconsellers se entregan voluntariamente a la Policía belga

MADRID (proceso.com.mx).- El presidente cesado de Cataluña, Carles Puigdemont y cuatro exconsellers de su gobierno están detenidos después de que se entregaran voluntariamente la mañana de este domingo en una comisaría de la Policía Federal belga.

En presencia de sus abogados se presentaron Puigdemont y los exconsellers Antoni Comín, Clara Ponsatí, Lluis Puig y Meritxell Serret.

El portavoz de la Fiscalía belga, Giller Dejemeppe, confirmó la información en una rueda de prensa a mediodía, donde informó que los políticos catalanes están oficialmente “detenidos”, que esta misma tarde recibirán una vista con el juez de instrucción que se les designe, quien decidirá su futuro en un plazo de 24 horas, si concede a España la orden de entrega o fija un procedimiento más largo.

Aclaró que los detenidos están bajo vigilancia policial, pero no están esposados porque han mostrado colaboración plena.

La decisión del juez se conocerá antes de las 9:17 de este lunes, hora de Bélgica, para decidir cuál es el futuro judicial de los acusados por los delitos de rebelión, sedición y malversación, que supondrían penas de hasta 30 años de prisión.

La jueza Carmen Lamela, magistrada de la Audiencia Nacional española, ordenó su búsqueda y captura al tener abierta esta causa judicial por el papel que los políticos acusados tuvieron en el proceso de independencia de Cataluña, a pesar de ser ilegalizado por el Tribunal Constitucional español.

La noche del viernes, la magistrada giró la Orden Europea de Búsqueda y Captura después que Puigdemont y sus cuatro exconsellers desatendieron la cita para que declararan el jueves pasado.

Ese día, el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras y ocho exconsellers atendieron esa cita a declarar de la juez Lamela y, tras ofrecer su declaración, les impuso la prisión sin fianza.

Este hecho provocó innumerables protestas en Cataluña, por considerar que los miembros del gobierno catalán detenidos se convirtieron en “presos políticos”, por lo que piden su liberación.

En Bruselas, tras su entrega voluntaria, Puigdemont y los consellers cesados fueron trasladado al Palacio de Justicia, donde les tomarán declaración.

Los medios de comunicación españoles aclaraban que con este movimiento, los investigados evitaron la imagen de su arresto, que la fiscalía de Bruselas ordenó esta mañana antes de designar un juez de instrucción que les tome declaración para decidir sobre la euro orden

En Madrid, fuentes jurídicas explicaron que los detenidos se negarán a ser extraditados por considerar que no tendrían un juicio justo en España.

Si se confirma este extremo y el juez toma en consideración el alegato de las defensas, la entrega podría extenderse a más de 60 días, lo que se iría más allá de las elecciones convocadas en Cataluña para el 21 de diciembre.

En una entrevista con la televisión belga, Puigdemont informó que podría encabezar una lista unitaria de candidatos para estas elecciones, aunque su campaña la haría desde el extranjero e imputado por la justicia española.

Comentarios