Estamos cesados por un golpe de Estado ilegal: Puigdemont

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “No estamos cesados por la ley, sino por un golpe de Estado ilegal”, afirmó el expresidente catalán Carles Puigdemont desde Bruselas, Bélgica, donde se encuentra desde el pasado 29 de octubre.

“Todos nos consideramos perseguidos por nuestras ideas” y “el Estado español no habría escatimado esfuerzos por traer más violencia a nuestras calles”, señaló en una entrevista concedida esta mañana a Catalunya Radio.

Tras promover la Declaración Unilateral de Independencia en el Parlamento de Cataluña, Puigdemont viajó a Bélgica –acompañado de cuatro de sus consejeros cesados– después de que el Ejecutivo español, Mariano Rajoy, cesó al gobierno de la Generalitat.

“Nosotros siempre hemos ganado en democracia, la voluntad del pueblo es imparable”, declaró en referencia a la participación de la ciudadanía en el referéndum del pasado 1 de octubre.

“Si los catalanes estamos en España es por obligación, no por placer”, subrayó el expresidente del gobierno catalán, e hizo alusión a su estancia en el país belga: “No estoy donde quiero estar, yo quiero estar en el ‘Parlament'”.

De igual manera, declaró que la prisión del resto de exmiembros del gobierno de la ‘Generalitat’ que se quedaron en España obedece a “haber hecho cumplir un programa aprobado por el Estado español”.

Sobre la posibilidad de que se apruebe su extradición a España por parte de las autoridades judiciales belgas, señaló que en caso de ir a prisión “eso no acabaría en nada”.

“Europa no puede tener presos políticos, no puede tener políticos en el exilio. La dignidad está en la cárcel, en Bélgica y en la calle”, resaltó.

Respecto de la aplicación del artículo 155 de la Constitución española por parte del Ejecutivo español, aseguró que se trata de un “crimen político”, aunque reconoció que pudo pararla “convocando elecciones”, y justificó así su decisión de no hacerlo: “No me garantizaron nada de lo que pedí, por eso no las convoqué”.

Lanzó: “Nos ha cesado un golpe de Estado ilegal, no la ley”.

Y más: “si queremos ganar al Gobierno español, tiene que ser desde la libertad y la democracia, queremos amnistía”.

De igual manera, manifestó que la única derecha que no ha combatido al fascismo en Europa “es la democracia actual española, de hecho, nació a partir de él”, aludiendo al hecho de que el Partido Popular fue fundado por antiguos ministros de la dictadura franquista.

Finalmente, acusó al Gobierno español de hacer “un uso abusivo de la Constitución y del Código Penal”.

Y aseguró que se encuentra “firme, fuerte, triste, convencido, y muy dispuesto con mis compañeros, con la gente, para no darnos por vencidos”.

Comentarios