Rayados privilegia a aficionados VIP: podrán llevar camisas de Tigres al clásico norteño

MONTERREY, NL (apro).- El Club de Futbol Monterrey permitirá que en el próximo clásico norteño puedan acceder al Estadio BBVA Bancomer, con camisas de Tigres, únicamente los asistentes a los exclusivos palcos Premium, debido a que ellos están bien identificados, explicó la directiva de Rayados.

Los aficionados del resto de las áreas del inmueble, unos 43 mil, tienen prohibido llevar al partido programado para el sábado 18, camisa o accesorios relacionados con el equipo de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), debido a que la directiva del conjunto regio ha considerado este un juego “de alto riesgo”.

De acuerdo con la fuente, en el área Premium hay unos 8 mil abonados. Estos asistentes adquirieron localidades multianuales cuando fue inaugurado el inmueble, en 2015.

La directiva asume que estas personas, al saber que han sido objeto de un estudio exhaustivo por parte del club, tienen presente que son bien identificables y que, por ello, observarán un comportamiento prudente al acudir a estas localidades.

La zona Premium es el área más exclusiva del Estadio de Monterrey. Según información dada a conocer por el club, para esta área el inmueble cuenta con dos niveles de suites con 324 habitaciones.

El jueves 2, el Club de Futbol Monterrey anunció que para el Clásico Regio 113 “no se permitirá el acceso al estadio a personas con prendas de ropa o accesorios alusivos al equipo visitante”.

Para ese juego, correspondiente a la Jornada 17, la última de la temporada regular del torneo Apertura 2017, Rayados permitirá el acceso únicamente a personas “cuyo nombre y fotografía aparezcan en el abono”, dijo en un comunicado.

El club expuso que “se activarán los protocolos de seguridad de acceso y operación para las localidades generales correspondientes a un partido de alto riesgo”.

La disposición para evitar que aficionados visitantes accedan con su camisa de Tigres fue tomada después de que en el pasado Clásico 112, jugado el 13 de mayo de este año en el mismo estadio BBVA de Rayados, los felinos eliminaron a La Pandilla en la liguilla, con marcador de 2-0 (6-1 global).

Tras el encuentro, hubo una serie de incidentes violentos dentro y fuera del estadio, al ser detectadas agresiones de seguidores de Rayados a asistentes al juego que portaban playeras de Tigres. Por estas golpizas 32 personas fueron detenidas y dos de ellas vinculadas a proceso por delitos relacionados con las agresiones.

La directiva del conjunto regio anunció, tras ese hecho, que el próximo Clásico sería considerado de alto riesgo, una medida que la directiva de Tigres consideró “ridícula”.

Desde entonces se dijo que conservarían sus privilegios de portar la camisa que quisieran, incluso la de Tigres, los abonados en áreas Suites y Club Seats, una vez que exhiben el abono con su fotografía.

 

El veto a aficionados de la UANL para el próximo duelo fraternal de la semana entrante motivó a que en el Congreso local se propusiera enviar un exhorto al club albiazul para que revierta la medida y permita el libre acceso de todos los aficionados con las camisas de su preferencia.

Comentarios