“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Gobierno de Chihuahua acusa a Álvaro Delgado de violar el derecho al honor de Javier Corral

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- En un texto sin firma publicado en el periódico oficial del gobierno de Chihuahua (Cambio 16) se acusa al periodista Álvaro Delgado de violar el derecho al honor del gobernador Javier Corral, por asegurar que ha cambiado su discurso sobre el móvil del asesinato de la periodista Miroslava Breach Velducea, ocurrido el pasado 23 de marzo.

El pasado jueves 2, Delgado publicó en proceso.com.mx un análisis titulado: “Caso Breach: Corral solapa narcopolítica del PAN”, donde refiere que cuando asesinaron a la corresponsal de La Jornada en Chihuahua, el gobernador responsabilizó a “narcopolíticos” y se comprometió a no dejar impune ese crimen.

La de Corral, dice, fue “pura palabrería”, porque siete meses después del asesinato de Miroslava la investigación se pudrió y los homicidas siguen impunes.

“Peor: Los ‘narcopolíticos’ como autores del asesinato se desvanecieron en la investigación, quizá porque están coludidos personajes del PAN, como Mario Vázquez Robles, expresidente estatal y actual director de Servicios Públicos del gobierno municipal de Chihuahua, y Alfredo Piñera Guevara, exvocero de ese partido”, resalta Delgado.

Añade: “Otro panista implicado, según testigos, es Hugo Amed Shultz Alcaraz, exalcalde de Chínipas, a quien Miroslava Breach identificó como el que pactó con el narco en ese municipio y nombró como jefe de la Policía en todo su trienio a Martín Ramírez, sobrino del capo Crispín Salazar Zamorano, jefe del Cártel de Sinaloa en una vasta región de Chihuahua y señalado por la fiscalía estatal como el autor intelectual del homicidio de la periodista”.

Shultz Alcaraz es tío de Juan Miguel Salazar Ochoa, integrante del Cártel de Sinaloa y a quien el PRI postuló como precandidato a la presidencia de Chínipas, pero fue relevado después de que Miroslava Breach dio a conocer sus vínculos con ese grupo delictivo.

Según el artículo del periodista de Proceso, Corral “ha quedado paralizado, por cobardía o por complicidad”.

Y suelta: “El asesinato de Miroslava ya lo arrumbó y no pronunció una sola palabra en su mensaje con motivo de su primer informe de gobierno. Corral ha quedado como un impostor”.

La respuesta íntegra del gobierno estatal, difundida en Cambio 16, fue la siguiente:

El portal www.proceso.com.mx publicó un artículo plagado de mentiras que incluye infamias en contra del gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

El texto, firmado por Álvaro Delgado, viola el derecho al honor del gobernado al incurrir en “malicia efectiva”, en términos de la Ley de Responsabilidad Civil para la Protección del Derecho a la Vida Privada, el Honor y la Propia Imagen en el Distrito Federal.

Los señalamientos malintencionados del autor incurren en la colusión de daño al patrimonio moral.

El autor difundió información a sabiendas de su falsedad, con total despreocupación sobre si era falsa o no, con el único propósito de dañar al gobernador.

En su edición impresa, la revista Proceso de la Ciudad de México publicó un artículo relacionado con el lamentable asesinato de la periodista Breach, en el cual se incluyen señalamientos falsos y sin escrúpulos.

Delgado medra con el caso. Utiliza el nombre de la comunicadora para confundir, desorientar y generar incertidumbre al propagar especulaciones que van en contra de las buenas prácticas periodísticas.

El Ministerio Público tiene la obligación legal de preservar la secrecía de la investigación. La difusión del contenido de la carpeta correspondiente es un delito. En tal sentido, la Fiscalía General del Estado de Chihuahua no ha filtrado ninguna información sobre la carpeta de investigación ni sus conclusiones. Tampoco ha divulgado los nombres de los posibles autores materiales e intelectuales.

Estas aclaraciones se presentan en defensa de la administración estatal ante el mal periodismo, sin menoscabo de la libertad de expresión de prensa del medio y del autor.

Comentarios