“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Cabify vuelve a operar en Puebla, a dos meses de la muerte de Mara

PUEBLA, Pue. (apro),- A menos de dos meses de que el gobierno poblano canceló el permiso a la empresa Cabify para operar en esta entidad, luego del asesinato de la estudiante Mara Castilla a manos de uno de sus choferes, el servicio de taxis ejecutivo confirmó su retorno.

En un comunicado, Cabify señala que a partir de este viernes volverá a prestar el servicio al aceptar cumplir con las regulaciones que impuso el decreto de reforma a la Ley de Transporte del Estado, aprobada por el Congreso local el pasado lunes 6.

“… tomamos la decisión de solicitar nuevamente el registro y, después de ser notificados de su factibilidad, reiniciamos operaciones en el estado el día de hoy, viernes 10 de noviembre del presente año”, menciona la empresa.

Añade: “Reconocemos la iniciativa del gobierno de Puebla y del honorable Congreso del estado, y reiteramos la importancia de que la misma sea cumplida en su totalidad por todas las Empresas de Redes de Transporte, pues sólo así los poblanos podrán contar con alternativas legales que nos permitan ofrecer a nuestros usuarios una mayor calidad y seguridad, bajo los mismos parámetros”.

La firma Cabify asegura estar en posibilidades de cumplir todos los puntos que impusieron las autoridades, algunas de las cuales, subraya, ya las había aplicado antes, en referencia al botón de seguridad y contacto de confianza que, afirma, ya opera en sus unidades.

Además del botón de pánico, el gobierno de Puebla impuso otras medidas a las redes de transporte, como aceptar sólo pago electrónico, tener un padrón de socios o choferes, aplicar pruebas de confianza y permitir en acceso a la plataforma por parte de las autoridades cuando se justifique.

El permiso para operar en Puebla fue cancelado a Cabify luego de que un socio de esa empresa, de nombre Ricardo Alexis “N”, raptó, violó y asesinó a la estudiante Mara Castilla Miranda, el 8 de septiembre pasado.

Tras ese caso salió a relucir que Cabify había contratado al presunto responsable del asesinato, pese a que tenía el antecedente de haber sido detenido por transportar huachicol, además de que había sido dado de baja en Uber por haber incurrido en conductas impropias.

La empresa alegó que Ricardo Alexis había presentado carta de no antecedentes penales expedida por la Fiscalía General del estado, aparte de que no tenía forma de haberse enterado que el chofer fue expulsado de Uber.

Comentarios