Proceso

Revelan anomalías fiscales por 140 mdp en asociación del líder del PT en Aguascalientes

Héctor Quiroz García, líder del PT en Aguascalientes. Foto: Especial

AGUASCALIENTES, Ags., (apro).- Deudas fiscales y anomalías en el ejercicio de más de 140 millones de pesos registra la asociación civil Educación Inicial Sierra Fría, a la que pertenece el dirigente del Partido del Trabajo en la entidad, Héctor Quiroz García, actualmente vinculado a proceso acusado de lavar cien millones de pesos del erario de Nuevo León, asignados a centros de desarrollo infantil en ese estado.

Sólo entre 2009 y 2010, al final del sexenio del panista Armando Reynoso Femat y el inicio del priista Carlos Lozano de la Torre, la asociación recibió más de 38 millones de pesos, justificados como aportaciones para la operación de los centros infantiles.

Durante el sexenio de Lozano de la Torre, religiosamente se entregaron cada año millones de pesos a la asociación, a pesar de las anomalías en la comprobación y las fiscales. Ya durante el mandato del panista Martín Orozco Sandoval, de enero a octubre de este año ha recibido más de 13 millones de pesos.

Información publicada por Newsweek Aguascalientes da cuenta de cómo parte de los 140 millones ejercidos por la asociación entre el 2014 y el 2016, inicialmente asignados a la operación de tres Cendis (Centros de desarrollo infantil) en el estado, se utilizaron en viajes al extranjero y otros viáticos, compra de vehículos, muebles, inversiones o pagos de personal que no fue dado de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social, por citar algunos rubros.

La nota firmada por las reporteras Jennifer González, Susana Rodríguez y Mónica Cerbón, detalla que los centros infantiles operados por la asociación del dirigente del PT se ubican en las ciudades de Aguascalientes, Calvillo y San José de Gracia, y para su funcionamiento se les asignaron recursos a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y del Instituto de Educación de Aguascalientes, IEA, a través del programa de Fortalecimiento a la educación temprana y el desarrollo infantil.

En el 2014, por ejemplo, la asociación Sierra Fría AC reportó ingresos por 63.6 millones de pesos, pero el Instituto de Educación solamente corroboró la asignación de 44 millones de pesos, sin que se encuentre la comprobación del origen y destino de los casi 20 millones de pesos de diferencia.

De manera inexplicable, se transfirieron 1.4 millones de pesos del presupuesto para los Cendis a la preparatoria José Vasconcelos ese mismo año 2014.

Según un informe del IEA, la preparatoria estuvo abierta del 2011 hasta el 2014. Como director figuró Jesús Rangel de Lira, exdiputado local del PT, mientras que como coordinadora pedagógica apareció el nombre de Rosalía León Rosas, esposa del dirigente estatal petista Héctor Quiroz.

Tampoco hay una justificación de por qué destinó recursos asignados al Cendi para la preparatoria, lo que habría sido ilegal.

La asociación reportó el ejercicio de 31.1 millones de pesos en pago de nómina, pero el informe del IEA indica que en realidad se usó ese dinero para pagar deudas, adquirir muebles e inmuebles, así como vehículos.

Veintiséis millones fueron reportados como “inversiones”, pero el recurso no fue reingresado ni utilizado en los centros infantiles.

Con todo y eso, para fines del 2014 la asociación presentaba deudas fiscales por 5.3 millones de pesos, ya que omitió declarar ese monto por concepto de Impuesto sobre la Renta.

En lo que respecta al 2015, la asociación Educación Inicial Sierra Fría informó de ingresos por 121.6 millones de pesos, pero de esa cifra el Instituto de Educación sólo le asignó 56.6 millones, por lo que no hay datos sobre la procedencia del resto.

La asociación justificó la erogación de poco más de 19 millones como sueldos, pero no se comprobó con los registros de nómina ni del IMSS; por lo que el personal al que supuestamente destinó esos sueldos no aparece tampoco registrado.

Para fines del 2015 la deuda por ISR ya rebasaba los 28 millones de pesos.

Ya en ese entonces el IEA hizo una serie de recomendaciones que fueron remitidas al representante legal de la asociación, el también militante del PT Humberto Sánchez Ortiz, para que se evitara transferir dinero a empresas o servicios distintos a lo etiquetado, adquisiciones o gastos por comprobar que no pudieran justificarse.

Al año siguiente, el 2016, la asociación recibió de la SEP 19.8 millones de pesos pero no entregó la comprobación suficiente.

Lo que sí apareció fue el pago de un viaje a Cuba para tres personas, así como un viaje de México a Madrid.