“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Binomio corrupción-impunidad, pesado lastre en México: presidente de la SCJN

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales, dijo que la corrupción es absolutamente inaceptable en un Estado constitucional y democrático, por lo que debe combatirse con energía, sin tregua, sin demora ni descanso.

Durante la inauguración de la XII Asamblea General Ordinaria de la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia AC (AMIJ), señaló que el binomio corrupción-impunidad es un pesado lastre que enfrenta la sociedad mexicana por sus enormes repercusiones sociales, económicas y políticas.

En el mensaje ante juzgadores de todo el país, dado en el Centro de Convenciones Campeche XXI, el ministro presidente sostuvo que la esencia del juez y su inherente independencia es absolutamente incompatible con la corrupción.

“Tolerar la corrupción es ir en contra de la naturaleza de la impartición de justicia; es propiciar la destrucción de todo el sistema judicial; es perder la credibilidad de nuestra institución que tiene como fin la defensa de los derechos y la protección de los gobernados frente a la arbitrariedad”, apuntó.

También señaló, de acuerdo con información de Notimex, que “nosotros cumplimos juzgando frente a la sociedad, conforme a los derechos reconocidos por la Constitución, y esa labor no la vamos ni podemos abandonar por cualquier crítica”.

El ministro Aguilar Morales recordó que el sistema acusatorio no es uno de prisiones o libertades, no se trata de ocurrencias de los jueces, sino de un sistema sustancial de protección de derechos fundamentales, subrayó.

Luego recalcó que a los jueces no les toca más que cumplir y acatar las obligaciones que les imponen la Constitución y la ley, por la protección de los derechos de todos: de la sociedad, de los inculpados, en especial de las víctimas, y en beneficio de México.

“Los jueces tienen ante sí una gran responsabilidad de hacer realidad los principios del nuevo sistema, siempre en el respeto a los derechos fundamentales y legales que amparan a toda persona en nuestro país”, acotó el también titular del Poder Judicial de la Federación (PJF).

La seguridad es un valor fundamental de la vida social, es una condición indispensable para vivir en una sociedad organizada, expuso.

“Sin seguridad jurídica, sin la actuación de todos dentro del marco de la ley, no puede haber valores básicos que respetar, no sería posible que la justicia exista si no hay seguridad jurídica básica que la protege”.

En los albores del proceso electoral del año próximo debe reafirmarse que una de las misiones que tiene el Estado es garantizar la seguridad jurídica, puntualizó.

Comentarios