Proceso

El Teatro de la Danza, plataforma del espectáculo infantil “QSC. Quiero Ser Clara”

El espectáculo infantil “Quiero ser Clara”. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A través de una instalación de cuerdas montada en el escenario del Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque (CCB), la bailarina y pedagoga Karina Terán presenta este fin de semana QSC. Quiero Ser Clara, espectáculo infantil que reta a los niños para descubrir sus capacidades corporales.

Con funciones este sábado y domingo a las 13:00 horas, así como el 18 y 19 de noviembre en el mismo horario, el Teatro de la Danza se convertirá en una inmensa plataforma de juego.

Acorde con información de la Secretaría de Cultura (SC), la pieza montada en el escenario está hecha con cuerdas de henequén que combina colores de la paleta cromática del Istmo de Tehuantepec, y que al estar conectadas entre diversos puntos genera ángulos de diversos grados a través de los cual los niños adoptan y mueven sus cuerpos.

El espectáculo estará acompañado de música en vivo del grupo Los Ultramarinos, integrado por Estigia, Oceguera, Rafael Hernández, Rodrigo Valenzuela y Edwin Triujeque con una interpretación moderna del tema “Karedok Leunca”, que a su vez buscará provocar al oído y generar emoción en dicha experiencia.

El montaje está estructurado para realizarse en cinco momentos coreopedagógicos: “Llegada y recibimiento”, “Planteamiento del reto”, “Haciendo el reto”, “Haciendo el reto con música” y “Soluciones del reto”.

Terán, quien a su vez es columnista de danza en Proceso, ha presentado previamente esta propuesta en encuentros infantiles y escuelas, lo que le ha permitido conocer los intereses y obstáculos de los niños para ofrecer una danza contemporánea de calidad, y según explicó a la SC:

“Uno de muchos factores ha sido la narración como convención para la creación de obras para el público infantil. Existe el principio rector de que los niños siempre están interesados en escuchar historias y la danza contemporánea se ha alejado de la narrativa hace tiempo.

“Creo que los pequeños pueden interesarse en el cuerpo y el movimiento sin tener que usar lo narrativo, y un buen ejemplo de esto son los juegos físicos que ellos mismos replican. Otro factor que influye es el escaso interés que los creadores de danza contemporánea tienen por el público infantil”.

Las funciones son cuatro: este sábado 11 y domingo 12 a las 13:00 horas, así como el 18 y 19 de noviembre en el mismo horario en el Centro Cultural del Bosque.