En blog, destapan supuestos abusos sexuales de maestro del Tec de Monterrey en Nuevo León

MONTERREY, NL. (apro).- Un blog abierto el pasado jueves puso al descubierto un presunto caso de abuso sexual en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM) en esta entidad.

En la página se acusa particularmente a Felipe Montes, escritor y catedrático de dicha casa de estudios.

Según la denuncia, Montes habría tenido un comportamiento indecente con un grupo de alumnas a las que les impartía clases en dicha institución y en un taller literario.

Luego del escándalo, el rector del Tec, David Garza, anunció la separación del profesor.

La denuncia fue hecha pública por una alumna de una universidad local, quien el jueves abrió la página “Acoso en La U” (www.acosoenlau.com) donde, según dijo en entrevista, desde hace dos años recopila testimonios de jóvenes que fueron objeto de agresiones de parte de Montes, autor del libro “Barrio de Catedral” (Tusquets).

Las denuncias también fueron hechas públicas a través de Facebook y la cuenta de Twitter “@acosoenlau”.

En sus redes, esta noche acusaron que su página había sido “tumbada”, y prometieron que habrá nuevo link, además plasmaron: “Seguimos recibiendo historias de manera anónima en [email protected]‬ Además, los invitamos a mandar sus historias a [email protected]”.

Desde el anonimato, para evitar represalias, la alumna expuso que la denuncia ya fue presentada a las autoridades del Tecnológico de Monterrey.

Felipe Montes no ha respondido a mensajes que electrónicamente le han sido enviados. Personas allegadas a él dicen que no han podido contactarlo. En la prensa local se publicó que, a través de su abogado, dijo que hablaría sobre el tema hasta la semana próxima.

La acusación ya fue publicada por la revista digital Nueva Prensa, del Tecnológico de Monterrey, donde se difundió el contenido de “Acoso en la U”.

La denunciante reveló que asistía al taller “Fábrica Literaria”, dirigido por Montes, en el que -según su versión- se enteró de acciones impropias del también cuentista.

Por ser exalumna y estudiante de dos instituciones educativas privadas de renombre en la localidad, dijo que ya se comunicó con sus directivos para enterarlos de la recopilación que hace de los señalamientos contra el catedrático.

En respuesta a las acusaciones, el Tecnológico de Monterrey difundió un breve comunicado del rector, David Garza Sazar, en el que condenó el abuso de poder, el hostigamiento y la conducta inapropiada. Y enfatizó: “No permitiremos acciones que vulneren la integridad y dignidad de cualquier persona que forme parte de nuestra comunidad”.

Al abordar el tema directamente, expuso: “Como una de las medidas precautorias adoptadas, se ha limitado el contacto institucional de la persona presuntamente responsable con los estudiantes, así como sus actividades en nuestras instalaciones”.

Sin embargo, no mencionó si los directivos del Instituto habían entrado en contacto con Felipe Montes, a quien no se le menciona en el boletín.

Los testimonios

Hasta este viernes por la tarde había nueve testimonios de personas que se dijeron víctimas del autor de El Enrabiado (Mondadori).

Uno de los señalamientos más explícitos publicados en la página es el de una mujer, quien de manera anónima expone que conoció a Montes a los 15 años, cuando le impartía clases en Preparatoria. En ese tiempo ella relató al maestro que fue objeto de abuso de parte de un familiar que le había hecho tocamientos. Al consolarla, Felipe le hizo más tocamientos, relató.

Cuando tenía 16 años, tras tomarse la fotografía de graduación, fueron en coche a la casa de Montes. Antes de bajar, él le tocó entre las piernas. Lo que pasó después lo relata así la víctima:

“En ese momento yo pensé que eso era amor. De hecho, me tomó muchos años y terapia psicológica entender que lo que viví era un abuso y no era el primero. Me llevó a su casa y quitó mi vestido y me hizo practicarle sexo oral. Tenía un lunar como una mancha café cerca de los genitales”.

Siguió: “No llegamos al coito porque él decía que era virgen y que sólo perdería la virginidad con quien fuera a ser su esposa. No notaba que me estaba trabajando: en ese momento yo era menor de edad, tenía 16 (esperó hasta que yo cumpliera 18 para darme ‘su virginidad’)”.

Otro relato, enviado por un hombre, dice una joven que fue su novia salió con Montes cuando tenía 17 años y era su alumna. El maestro aprovechaba que los papás de la chica andaban mucho de viaje para visitarla en su casa.

Existe otro testimonio de una alumna quien expone que el profesor intentó besarla, a solas y le dijo que era parte del jurado de un concurso para ganar una beca de letras, carrera que a ella le gustaría estudiar.

Una mujer, ya casada, señala que tuvo un episodio con Felipe hace más de 20 años. Ella tenía 17 y él era su profesor. Tuvieron encuentros que prefirió no relatar, aunque alega que Montes sabe lo que hicieron en su casa.

En ese tono hay otros relatos de mujeres menores que él, algunas alumnas, que se dijeron seducidas, acosadas o abusadas. Predominan narraciones en las que las víctimas aseguran que el mentor les pedía mantener la relación en secreto.

Dos años de denuncias

La autora señala que el blog “Acoso en la U” surgió hace dos años, cuando se enteró de que una persona cercana a ella fue abusada por un profesor y aunque acudió a los medios de comunicación y a figuras de autoridad para denunciar el hecho, fue ignorada.

Eso la motivó a recopilar testimonios que le hicieron llegar de acciones de índole sexual efectuadas por otro maestro, este del Tecnológico de Monterrey.

“Todo era recopilar testimonios de abuso de un profesor llamado Felipe Montes, desde hace dos años. Y hay casos desde hace 15 años. Yo soy estudiante (de una universidad local). Pero quiero que mi identidad permanezca anónima, porque a una de las víctimas la empezaron a acosar. Imagino que Felipe sabe quién es ella y su testimonio y le enviaron mensajes raros”, expuso en entrevista.

La joven denunciante se aproximó a las autoridades universitarias para exponerles su intención y para que supieran que la página no es hecha por una persona “sin quehacer”, sino que está respaldada por estudiantes.

También la apoyan los siguientes grupos de feministas de Monterrey: Colectivo Luciérnagas, Feministas Nuevo León, Voces de Mujeres en Acción AC, Abrazo AC, y Colectivo Mujeres de Botas.

Pretendía publicar la página en enero del próximo año, pero un editorialista de la localidad tocó en días pasados el tema del acoso sexual con referencias al escritor catedrático, quien no fue mencionado.

A diferencia de éste, ella sí lo identificó como el objeto del señalamiento y por esta razón precipitó la publicación para lanzarla el jueves 9.

La joven explica que con la elaboración de la página quiere dar voz a las víctimas de cualquier universidad. Agrega que las denuncias que reciban las triangularán con las autoridades.

En el sitio de internet hay fotografías de otros presuntos académicos y se aclara que son historias que están “en construcción”.

Por la noche, la página “Acoso en la U” fue “bajada” de internet por desconocidos. La creadora dijo que el problema es momentáneo y que en un futuro cercano la relanzará y seguirá alimentando su contenido.

Comentarios