Hacienda se consagra como la gran legisladora

La apresurada aprobación del Presupuesto de Egresos 2018 –casi 15 días antes de la fecha límite– evidenció que Hacienda es el gran legislador, pues los diputados dieron luz verde al documento sin apenas conocerlo. La mayoría sacó su tajada, aun cuando el diputado Juan Romero Tenorio, de Morena, denunció en tribuna que todo era una simulación, pues se aprobó un “presupuesto mezquino”. Vanos resultaron los esfuerzos del perredista Juan Moreno Pérez, a quien sus correligionarios encomendaron encontrar gastos superfluos y prebendas susceptibles de recortarse para hacer realidad el Fondo de Reconstrucción.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Como ha ocurrido en toda la administración de Enrique Peña Nieto, este año también fue aprobado por el Congreso el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018 antes de su fecha límite legal. Pero esta vez, la simulación y el descaro fueron tan grandes, que estuvo listo el miércoles 15, casi una semana antes de su fecha límite.

La noche del jueves 9 por una abrumadora mayoría –413 votos a favor y 49 en contra– los diputados le dieron luz verde, pese a que no conocieron el dictamen ni los anexos del decreto que estaba a discusión.

Ni siquiera la mayoría de los 42 miembros de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública tuvieron reuniones para discutir el presupuesto; tampoco conocieron el dictamen a tiempo y los anexos se los hicieron llegar a sus curules ya iniciada la sesión del pleno, como al resto de los diputados.

Los integrantes de la Comisión ni una coma pusieron o quitaron. Todo lo hizo la Secretaría de Hacienda… como todos los años en este gobierno.

El diputado de Morena, Juan Romero Tenorio, en sus dos primeras intervenciones en tribuna, acusó la simulación: “Nosotros no aprobamos la simulación de un presupuesto que hoy mismo se presentó el dictamen y fue aprobado en menos de tres minutos (en una fugaz reunión de la Comisión de Presupuesto), sin conocer y sin votar los anexos correspondientes”.

En una segunda intervención, Romero Tenorio señaló: “Este presupuesto no se discutió. Yo soy miembro de la Comisión de Presupuesto, se nos convocó a la instalación en forma permanente de la comisión, y posteriormente se nos convocó para votarla en menos de tres minutos sin conocer los anexos correspondientes ni las modificaciones que contienen el acuerdo político.

“Es un presupuesto mezquino; es mezquino porque los grupos parlamentarios pelearon por un porcentaje de este presupuesto, que no es el que se presenta ni el que se ejerce en realidad. Es una ficción este presupuesto”.

Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2141, ya en circulación

Comentarios