Acusan “venganza política” de Graco Ramírez contra Alejandro Vera

CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- Representantes de la sociedad civil de Morelos y de diferentes partes del país demandaron a las autoridades federales detener la “venganza política” que el gobernador Graco Ramírez lleva a cabo contra el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Jesús Alejandro Vera Jiménez y su esposa, la investigadora María Elena Ávila Guerrero.

Encabezados por el líder moral de la izquierda Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; el senador Alejandro Encinas Rodríguez; el obispo de Cuernavaca, monseñor Ramón Castro Castro; el dirigente del movimiento Ahora, Emilio Álvarez Icaza Longoria y el poeta Javier Sicilia Zardain, fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad quienes acompañaron al académico apenas el pasado jueves en el Senado, un grupo de organizaciones y ciudadanos demandaron enérgicamente “el cese inmediato de la represión política” contra la UAEM.

En un manifiesto hecho público a través de las redes sociales, académicos, escritores, activistas defensores de los derechos humanos, estudiantes, investigadores, diputados federales, senadores y obispos denunciaron el intento de Graco Ramírez por criminalizar a Vera Jiménez, a quien la madrugada de este sábado elementos de la Policía de Graco catearon su casa e intentaron detenerlo, acusado de “enriquecimiento ilícito”.

Recuerdan que apenas el pasado jueves 9 de noviembre varios de estos actores denunciaron en el Senado la persecución del perredista al rector y le manifestaron a Vera Jiménez su solidaridad “frente a las constantes agresiones, persecución política y amenazas de que es objeto por parte del gobierno del estado”.

Además, “manifestaron su preocupación por la ingobernabilidad y la constante violación a los derechos humanos que privan en Morelos”.

Luego reprochan que en respuesta a este llamado a las autoridades federales, estatales y al PRD, partido al que pertenece el gobernador, “Graco Ramírez respondió con un acto de venganza política: le fabricó al rector y a su esposa María Elena Ávila Guerrero el delito de presunto enriquecimiento ilícito, y torció la ley para que un juez de control expidiera, unas horas después de la conferencia en el Senado, una orden de aprehensión, y luego una orden de cateo en su contra”.

Pero además hacen énfasis en lo indignante que resultó “el despliegue de fuerza policiaca con el que se realizó el cateo la madrugada del sábado 11 de noviembre de 2017, y el hostigamiento a la familia del rector y a la de su esposa”, la también académica e investigadora de tiempo completo de la UAEM, María Elena Ávila Guerrero.

Todo esto evidencia “la ausencia del Estado de Derecho en Morelos, el uso de la ley para violar derechos humanos y la condición de indefensión en la que se encuentran los ciudadanos”.

Estos hechos también evidencian “las intenciones del propio gobernador de destruir la autonomía universitaria y entrometerse en el proceso de elección de rector que vive en estos momentos la UAEM, con el fin de controlarla políticamente y utilizarla a favor de su proyecto transexenal” con la imposición de su hijastro Rodrigo Gayosso Cepeda como candidato a la gubernatura.

Luego reprochan el hecho de que a pesar de la denuncia del jueves pasado, la respuesta “sea un acto de represión política por parte del gobierno de Graco Ramírez”, pero también que ni la Federación ni la dirigencia nacional del PRD hayan hecho algo y su respuesta haya sido “hasta ahora, silencio y omisión”.

El manifiesto es firmado además por Salvador Nava Calvillo; el obispo de Saltillo, monseñor Raúl Vera López; los defensores de los derechos humanos Miguel Concha Malo y Miguel Álvarez Gándara; el especialista en derechos humanos, Jacobo Dayan; el líder del Comité 68, Félix Hernández Gamundi; el analista y académico Sergio Aguayo; el exdiputado federal, académico y exasesor del EZLN, Gilberto López y Rivas; los escritores Tomás Calvillo y Paco Ignacio Taibo II; el exsenador Carlos Sotelo; el activista noviolento Pietro Ameglio; Olga Harmony Baillet y Lucila Rousset Harmony, entre otros.

Los firmantes reiteran la “solidaridad con el rector Jesús Alejandro Vera Jiménez y su esposa María Elena Ávila Guerrero, así como con la comunidad universitaria y la sociedad morelense, y exigimos, de una manera todavía más enérgica, el cese inmediato de la represión política, el restablecimiento del Estado de Derecho en Morelos y el respeto absoluto a la autonomía universitaria y a los derechos humanos”.

Firman también el documento el senador Rabindranath Salazar Solorio, los diputados federales Lucía Meza Guzmán y Javier García Chávez, así como los integrantes del Frente Amplio Morelense: Gerardo Becerra Chávez de Ita, Dagoberto Rivera Jaimes, Susana Díaz Pineda, Gustavo García Aragón, Manuel Alejandro Smith Vázquez, Jesús Manuel Araiza, Mónica Romero, Saúl Atanacio Roque Morales, Roberto Solís, Juan Jiménez, entre otros.

Comentarios