“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Laporta fue socio en una offshore en Malta del agente que negoció el traspaso de Neymar al PSG

MADRID (apro).- Joan Laporta, expresidente del FC Barcelona de 2003 a 2011, fue socio hasta agosto en una firma offshore de Malta del agente de futbolistas israelí que negoció el traspaso de Neymar del club azulgrana al Paris Saint Germain (PSG), Pinhas “Pini” Zahavi

Laporta, Zahavi y otros inversionistas han sido accionistas de BMVP Limited, sociedad mercantil inscrita en el registro de Malta el 8 de febrero de 2016 por Altima Malta Limited, una firma especializada en crear estructuras societarias, suministro de testaferro y obtención de estatus impositivos especiales.

Esta es una más de las revelaciones de los Paradise Papers, dada a conocer este lunes gracias a la filtración masiva que consiguió el diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartida con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que publican en España El Confidencial y la televisora La Sexta, red de periodismo de investigación a la que está integrada la revista Proceso en México.

El acta de constitución de BMVP Limited señala entre sus fines: “gestionar una escuela virtual que provea lecciones deportivas online a partir de fotografías de entrenamientos, así como de aplicaciones tecnológicas”; “adquirir y disponer de propiedades muebles e inmuebles”; “invertir, alquilar, ceder activos”; “conceder préstamos y facilidades crediticias”, y “cerrar acuerdos en relación con el negocio de la compañía”, entre otros.

La empresa se constituyó con un capital de mil 500 dólares repartido en 10 mil acciones de las que Laporta controla 500.

Laporta registró un domicilio de la Avenida Diagonal de Barcelona, mientras que Zahavi (con 330 participaciones) puso un domicilio de Gibraltar.

Un portavoz de Laporta confirmó a los dos medios españoles la vinculación con BMVP Limited. “Se trataba de un proyecto online que le propusieron al señor Laporta a finales de 2015, que estaba relacionado con el mundo del deporte. Pero no se cumplieron las condiciones acordadas, por lo que el señor Laporta se desvinculó del proyecto. Nunca llegó a iniciarse ningún tipo de actividad”, señaló su representante.

El Confidencial y La Sexta precisan que la información de los Paradise Papers no permite confirmar la ausencia de movimientos económicos en la compañía.

La publicación añade que Zahavi, de 74 años, es un importante actor en el mercado internacional del futbol, quien se dio a conocer en 1979, cuando cerró el traspaso del defensa israelí Avi Cohen del Maccabi Tel Aviv al Liverpool.

En su carrera se cuenta su participación en la llegada del magnate ruso Román Abramóvich al Chelsea en 2003 y luego de fichar a una serie de estrellas para el equipo londinense en ese período.

La publicación cita un artículo del diario francés L`Equipe, de hace dos semanas, que reseña que Zahavi fue clave para convencer a Neymar de que abandonara el FC Barcelona para su incorporación al equipo líder del futbol francés, PSG.

En ese fichaje, el más caro de la historia, que ascendió a 222 millones de euros, Zahavi se embolsó 12 millones de euros.

Se presenta la casualidad que Laporta es uno de los más críticos con la actual directiva del Barça que encabeza Josep Maria Bartomeu, y que aprovechó la marcha del brasileño para denunciarla como otra muestra de la incompetencia de la actual directiva del club.

De acuerdo con El Confidencial, la relación de Laporta con Zahavi se remonta al menos a 2003, cuando en las elecciones a la presidencia de ese año el agente israelí logró que el Manchester United pusiera por escrito que estaba dispuesto a desprenderse de Beckham.

Ese gesto permitió a Laporta distanciarse del resto de candidatos a dirigir el Barça e imponerse en las urnas, pese a que la estrella del futbol inglés no llegó a jugar en el Barça, sino que terminó en la escuadra de ‘Los galácticos’ del Real Madrid.

En 2009, Laporta viajó a Israel como invitado a la boda de la hija de Zahavi.

La investigación periodística arrojó que Laporta entregó un poder al director de Altima Malta Limited, William Schembri, para que éste constituyera en su nombre BMVP Limited.

El poder fechado el 29 de junio de 2016 está firmado por el expresidente del Barça y como testigo firma su secretaria Manana Giorgadze, exmujer del giorgiano George Mikadze, detenido y condenado por tráfico de cocaína.

En 2011, Laporta aseguró que Mikadze fue quien le presentó a un magnate de Uzbekistán, Miradil Djalalov, del que habría recibido a través de su despacho, Laporta & Arbós Advocats, un total de 10.15 millones de euros por supuestas labores de consultoría y asesoramiento simultáneamente a su desempeño como presidente del Barça.

Según consta en el registro de Malta, los trámites para cerrar la sociedad empezaron en junio de 2017. La sociedad quedó oficialmente disuelta el 9 de agosto, una semana después de que Neymar anunciara a sus compañeros del Barça su cambio al PSG.

Durante el tiempo que estuvo vigente, BMVP Limited tuvo como domicilio las oficinas centrales de Altima Malta Limited en la isla, un pequeño edificio de dos plantas con una peluquería en el sótano, en el barrio de Balzan, a siete kilómetros de la Valeta, capital del miniestado.

Los otros socios de Laporta y Zahivi son los también israelíes Michael Dorsman y Yaron Kopel. El primero es un exjugador de baloncesto que estuvo casado hasta 2003 con Shari Arison, la mujer más rica de Oriente Medio, propietaria de Carnival Cruises y con una fortuna aproximada de 5 mil millones de euros. Por su parte, Kopel es un emprendedor que ha invertido en páginas web para la venta de flores y un artilugio para fabricar refrescos en casa.

Otro más de los socios es el abogado israelí Ehud Shochatovitch, implicado en 2016 en la investigación de los Football Leaks. Se le atribuye la creación de un entramado offshore con ramificaciones en las Islas Vírgenes Británicas y Luxemburgo para eludir impuestos de la compra-venta de jugadores. Habría realizado esas operaciones por orden de Zahavi, el amigo de Laporta.

Comentarios