Hospital “modelo” del IMSS Colima carece de insumos, equipamiento y personal, denuncian trabajadores

COLIMA, Col. (apro).- Trabajadores de la Sección 25 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) protestaron por la falta de insumos, equipamiento y personal en el Hospital General de Zona número 1 del municipio de Villa de Álvarez.

Abierto al público hace un año y entregado formalmente en mayo por el presidente Enrique Peña Nieto, ese nosocomio de 165 camas ha sido presumido por el propio Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) como un “modelo a nivel nacional”.

A finales de julio pasado, el director general del IMSS, Mikel Arriola Peñalosa, presentó el Plan de Fortalecimiento de Infraestructura IMSS 2016-2018 en las instalaciones de este hospital de esquema regional.

Aseguró que ya funciona al 100% e indicó que sus características favorecen el incremento de especialidades y tecnología, por lo que dará lugar a que sea referido en Guadalajara, Jalisco.

Sin embargo, en la manifestación de este lunes el dirigente de la Sección 25 del SNTSS, Rafael Ruvalcaba Aceves, denunció que desde la apertura del hospital el sindicato advirtió la existencia de “fallas estructurales” que provocan filtraciones de agua de lluvia en algunas áreas del edificio, así como una serie de deficiencias que hasta la fecha no han sido atendidas por las autoridades delegacionales del organismo.

“Ya estuvo bueno –dijo Ruvalcaba Aceves– de que estén responsabilizando a los trabajadores de la falta de insumos; la carencia es culpa de los directivos, no del personal operativo; a estas alturas la delegación no ha hecho nada absolutamente para resolver los problemas, sólo paliativos para quedar bien con los medios de comunicación; lástima de hospital que tenemos en Colima, lástima de directivos, porque esta denuncia la hemos venido haciendo desde hace un año”.

Sobre la atención a los pacientes con problemas renales, sostuvo que el hospital estaba equipado para 23 unidades de hemodiálisis, pero “por decisiones delegacionales se canceló el servicio”, por lo que ante las quejas de los derechohabientes el sindicato presionó para que se les siguiera atendiendo en las antiguas instalaciones del Hospital General de Zona en Colima. Desde entonces, los directivos se comprometieron a habilitar un área específica para atender a los enfermos, pero esto no se ha hecho.

Actualmente una parte de los pacientes renales recibe la atención de manera subrogada por una empresa particular.

Ruvalcaba también expuso que los tiempos quirúrgicos se han desfasado porque no se cuenta con el personal requerido “para que este nosocomio funcione como lo que tanto se presumió: un hospital de primer mundo que nos vendieron a toda la sociedad de Colima, y resulta que a un año de distancia seguimos teniendo problemas con el suministro de materiales”.

El dirigente sindical abundó que los directivos del IMSS no han hecho caso del servicio de lavandería, pues el centro de lavado “está completamente abandonado; les dio más por andar rentando ropa hospitalaria a una empresa de Guadalajara, y todos los pacientes y los trabajadores saben el problema que tienen adentro” en relación con la ropa, subrayó.

“Ya basta de actos de impunidad de parte de los directivos delegacionales, no vamos a permitir como dirigentes sindicales que se siga cometiendo este tipo de arbitrariedades; todas y cada una de las problemáticas que vive el hospital es por la ineficiencia de los directivos que tenemos aquí adentro y por la negligencia del delegado en el estado de Colima”, puntualizó.

 

Comentarios