Clausuran instalaciones de la empresa Medam en Mérida por mal manejo de residuos tóxicos peligrosos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso multa de 1 millón 283 mil 330 pesos a la empresa Medam y clausuró de manera definitiva sus instalaciones en Mérida, Yucatán, debido al mal manejo de residuos peligrosos biológico infecciosos.

En su resolución, la Procuraduría ordenó a la firma dar destino final a los desechos peligrosos que se encuentran en su posesión a través de empresa autorizada para tal efecto.

El mes pasado, la Profepa clausuró de manera temporal las instalaciones de Medam por incumplir las medidas de urgente aplicación, derivadas de la inspección en la que se detectó incumplimiento a la normatividad ambiental.

La firma almacenaba residuos por encima de la capacidad autorizada, sino presentar el registro como generador de los residuos peligrosos no anatómicos que genera por sus actividades; así como el omitir acreditar dejar irreconocibles los residuos detectados, previo a su disposición final.

Sin embargo, una vez transcurridos los términos de ley correspondientes, y debido al inminente riesgo que representa la omisión del adecuado manejo, tratamiento y destino final de los residuos tóxicos, la Profepa aplicó la multa de 1 millón 283 mil 330 pesos –equivalente a 17 mil Unidades de Medida y Actualización–, así como la clausura definitiva de las instalaciones de la empresa.

La multa se determinó con fundamento en el artículo 112 fracciones I y V de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, en relación con el artículo 106 fracciones II y XIV de la misma Ley.

Asimismo, en Zacatecas, la Profepa clausuró de manera temporal la empresa Minera Santa Cruz Silver, ubicada en el municipio de Vetagrande, por carecer de sistemas de control adecuados de las emisiones a la atmosfera.

Personal de la delegación federal de la procuraduría en la entidad constató que la minera no presentó la Licencia Ambiental Única, ni la Cedula de Operación Anual correspondiente a 2016, ni sus bitácoras de operación y mantenimiento de equipos de proceso y control.

Tampoco mostró el inventario de emisiones contaminantes a la atmósfera; el equipo neutralizador de gases ácidos provenientes del laboratorio no funciona, y el secado del concentrado de zinc es a cielo abierto.

Dentro del Programa Operativo Anual 2017, inspectores de la Profepa realizó una visita de inspección a Minera Santa Cruz Silver y observó que las emisiones a la atmósfera se efectúan sin control, lo cual representa un daño al medio ambiente.

Debido a lo anterior se impuso como medida de seguridad la clausura temporal del establecimiento por la generación y manejo inadecuado de las emisiones de partículas a la atmósfera con fundamento en el artículo 170 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, pudiendo ser acreedora de multas que van desde los 100 a 20 mil días de salario mínimo.

Comentarios