El Frente por un Coahuila Digno pide al TEPJF anular elecciones para no dar “continuidad a un gobierno corrupto”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A 17 días de la toma de posesión del nuevo gobernador de Coahuila, en la única elección pendiente previa a la federal de 2018, los cinco candidatos al cargo reiteraron ante los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que sólo la nulidad restituirá la democracia, y dar el triunfo al priista Miguel Riquelme daría “continuidad a un gobierno corrupto” que actualmente encabeza Rubén Moreira.

El panista Guillermo Anaya Llamas encabezó a los exaspirantes Armando Guadiana Tijerina, Javier Guerrero García, José Ángel Pérez Hernández y Luis Horacio Salinas, que se agrupan en el Frente por un Coahuila Digno, para reunirse hoy con los siete magistrados del TEPJF para insistir en que hubo una elección fraudulenta en Coahuila.

En la reunión con los magistrados Indalfer Infante Gonzáles, Reyes Rodríguez Mondragón, José Luis Vargas Valdez, Mónica Aralí Soto Fregoso, Felipe de la Mata Pizaña y Janine Madeline Otálora Malassis, esta última presidenta, el director Jurídico del PAN, Eduardo Aguilar Sierra, presentó un documento con los 14 agravios, con 200 pruebas, incluido el rebase del tope de campaña de 9.2% que documentó el Instituto Nacional Electoral (INE).

Además de este rebase, explicó Anaya en entrevista, hay otras irregularidades cometidas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), como el involucramiento del gobernador de Coahuila con recursos públicos y humanos, así como una serie de violaciones a la cadena de custodia de los paquetes electorales, de las boletas, de la suplantación de los funcionarios por beneficiarios de programas sociales.

“Todos esos agravios los tenemos documentados y lo que les hemos dicho a los magistrados es que queremos no solamente su sensibilidad, sino que acorde a lo que acaba de salir hace unos días del estudio de la Universidad de Texas, plenamente documentado también, del narco-estado al que nos enfrentamos en más de 12 años, de las intimidaciones, de las violaciones a los derechos humanos y que hoy todos esos agravios, todos esos componentes que estamos viviendo los coahuilenses tienen en sus manos los magistrados en darle continuidad a ello o restituir los derechos, las libertades y la democracia en un estado tan importante como es Coahuila”.

Anaya insistió en la relevancia de la decisión de los magistrados en el caso Coahuila:

“No es un agravio que haya presentado cualquier integrante del Frente por la Dignidad, sino es el árbitro quien decidirá a final de cuentas y levantará la mano al próximo presidente de la República, el domingo 1 de julio del 2018, y entonces en sus manos está debilitar a las instituciones o fortalecerlas en vísperas de la elección de 2018”.

Acerca del autor

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Comentarios