Profesor del Tec acusado de abuso sexual se dice “calumniado e infamado”

MONTERREY, NL (apro).- Felipe Montes, profesor de literatura del Tecnológico de Monterrey, acusado por alumnas de abuso sexual, se dijo “calumniado e infamado” por personas que pretenden “destruir el resultado de años de esfuerzo”, aunque no aclaró los señalamientos que desde el jueves pasado fueron publicados en la página Acoso en la U, por un grupo de mujeres que se dijeron víctimas del académico

En una carta que circula hoy, titulada “Yo soy Felipe Montes”, el también escritor y tallerista señala que las notas y comentarios anónimos, que catalogó como mentiras sin respaldo y que no cuentan con imputación directa, “por impresionantes que suenen y por mucho que sean repetidas, nunca podrán competir con la verdad”.

“Yo, como ustedes, condeno toda acción que lastime la integridad de cualquier ser humano. En cada ocasión en que me he acercado a sus grupos con la intención original de ayudarlos, quien ha resultado enriquecido he sido yo”, expuso en su mensaje, con el que responde a los señalamientos que han circulado sobre abuso y acoso a quienes fueron sus alumnas, algunas menores de edad, en la escuela y en su taller “Fábrica literaria”.

Por estas acusaciones, que ya se viralizaron en redes sociales y han sido objeto de respuesta de las autoridades del Tec de Monterrey, el autor del libro “Barrio de catedral” (Tusquets) anunció que suspenderá sus actividades como tallerista y catedrático.

“Ante dichas acusaciones sin rostro, y para evitar un daño mayor e irremediable, he decidido dejar temporalmente mi cargo como director general de la Fábrica Literaria y, de acuerdo con el protocolo del Tecnológico de Monterrey, suspendo, hasta que la institución disponga, también mi actividad docente. Estas difíciles medidas van orientadas a abrir el camino hasta el punto en que impere la verdad”, anunció el escritor de 56 años, quien es reconocido como uno de los más renombrados novelistas en Monterrey.

Al mencionar que los actuales han sido “días de dolor”, pues nunca ha pasado “días más difíciles”, que han afectado principalmente a sus seres queridos, consideró que la polémica generará, como único saldo beneficioso, la elaboración y mejora de protocolos para ayudar a quienes padecen su propio dolor en muchas instituciones.

También encomió a los que llama “nuestros grupos estudiantiles” que emprenden acciones que protegen “a quienes sufren”, y expuso que ha recibido mensajes de respaldo de personas cercanas y desconocidos, a los que siempre les agradecerá, porque le han ayudado a superar estos días “terribles”.

Concluye su mensaje: “A lo largo de mis treintaiún años como maestro, más de veinte mil estudiantes han pasado por mis clases. Hemos compartido trabajo, sueños y literatura. Durante todo este tiempo, las puertas de mi oficina han permanecido abiertas; he asistido a los eventos a los cuales he tenido el honor de que me inviten, y siempre he dado la cara con ustedes. Sé que ustedes depositaron su confianza en mí. No los voy a defraudar. Soy y seré el Felipe que escribe y ayuda, el que confía en la bondad de las personas. El que camina por Monterrey”.

Desde el 8 de noviembre, en la mencionada página, se han publicado denuncias, algunas muy explícitas, que indican cómo Montes se propasó con algunas de sus alumnas, llegando, incluso, al contacto íntimo.

En respuesta a las acusaciones, el Tecnológico de Monterrey anunció que limitaba las actividades del profesor en su escuela, así como la interacción con los estudiantes, y que había activado el protocolo para prevenir el abuso y dar respuesta en caso de denuncias.

 

Comentarios