Cae Martiniano de Jesús “N” por su presunta participación en la matanza de 72 migrantes en San Fernando

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Fuerzas federales aprehendieron este martes a Martiniano de Jesús “N”, de 56 años, identificado como jefe regional del grupo delictivo que presuntamente coordinó el homicidio de los 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, en agosto de 2010.

En un comunicado, la Procuraduría General de la República (PGR) destacó que Martiniano de Jesús “N” es señalado como generador de violencia en la entidad, y se presume que es el presunto responsable de coordinar las actividades delictivas de un grupo de homicidas, responsables de desapariciones y secuestros en ese municipio.

De acuerdo con la dependencia, fuerzas federales encabezadas por la División de Investigación de la Policía Federal también lo relacionan con el homicidio de la representante del colectivo de desaparecidos en San Fernando, Miriam Rodríguez, ocurrido en mayo pasado, y se le atribuyen diversos secuestros, como el de un ciudadano estadunidense.

La detención de Martiniano de Jesús “N” se logró después de un intenso trabajo de gabinete y de campo con el que se logró precisar su identidad, a la vez que se obtuvieron datos que permitieron establecer su zona de movilidad y acción en las inmediaciones del municipio de Victoria, puntualizó.

Finalmente precisó que en cumplimiento a una orden de localización y presentación por delitos de delincuencia organizada y privación de la libertad, en su modalidad de secuestro, el imputado fue trasladado a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

En agosto pasado se dio a conocer que a siete años desde que se cometió la masacre de 72 migrantes, la PGR tenía 15 personas consignadas, pero ni una sola condenada.

Esa fue la información que la Unidad de Investigación para Personas Migrantes de la PGR, a cargo de Leonor Figueroa, dio a las familias de las víctimas, quienes estuvieron en México para recordar que en todo este tiempo las autoridades mexicanas han hecho muy poco para aclarar el caso y administrar justicia a los deudos.

Comentarios