Zoológico de Ciudad del Carmen: caudal de irregularidades

CIUDAD DEL CARMEN, Cam. (apro).- El gobierno municipal reveló hoy que la pasada administración no entregó la documentación que compruebe la legal procedencia de los animales que se exhiben en el zoológico local, por lo que su permanencia en el sitio “está en riesgo”.

A través de su vocería, dio a conocer que ayer la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) efectuó una visita de inspección extraordinaria al Centro de Convivencia Infantil y Zoológico de Ciudad del Carmen para verificar las condiciones en que se encuentran los ejemplares de vida silvestre que éste alberga.

La inspección se dio en medio de una andanada de acusaciones que la reciente muerte de la jirafa “Melman” desató contra el ayuntamiento carmelita por las deplorables condiciones en que mantiene a los animales del zoológico y la omisión de las autoridades federales que nada han hecho para rescatarlos.

Hoy, el ayuntamiento que encabeza el panista Pablo Gutiérrez Lazarus aseguró que, en la visita, “en términos generales, los inspectores verificaron que las 40 especies diferentes” que coexisten en esas instalaciones “se encuentran en condiciones corporales buenas y su estado anímico es tranquilo”.

Sin embargo, destacó, que la administración anterior “no entregó documento legal alguno relacionado con el plan de manejo, el inventario y la procedencia legal de cada uno” de los ejemplares, por lo que los inspectores emitieron “observaciones que ponen en riesgo la permanencia de las especies” en el zoológico.

Informó que, dadas las circunstancias, el munícipe giró instrucciones a la Dirección de Servicios Públicos para la contratación del médico veterinario zootecnista Miguel Ángel Ramírez Thomas, como representante técnico del zoológico.

Lo anterior para dar seguimiento y cumplimiento a los lineamientos legales que establecen la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental, la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y Ley General y Reglamento de Vida Silvestre.

El sitio funciona como Unidad de Manejo Ambiental, Centro de Convivencia Infantil y Zoológico, con número de registro DFYFS-ZOO-E-0017-03-CAM. Ahí cohabitan aproximadamente 623 ejemplares de 45 especies.

La muerte de “Melman”, una jirafa de cinco años, por complicaciones originadas por una lesión en el cuello, descargó una tormenta de reproches ciudadanos porque desde semanas antes se estuvieron denunciando las deplorables circunstancias en que se encuentran los animales del sitio: desnutridos, enfermos, decaídos y confinados en instalaciones inadecuadas, donde, además, se mezclan especies.

Los espacios donde están repartidos son reducidos, los cristales que reemplazaron los enrejados de algunas áreas de confinamiento, como la de los felinos, reflactan el sol elevando las temperaturas y, pese a que en esta región en verano el termómetro llega a escalar hasta los 45 grados, no se les procuró sombra.

El zoológico lo creó en 1976 el entonces alcalde Mario Boeta Blanco y en principio exhibía sólo animales de la región.

El parque se rehabilitó en 2014, durante el trienio del exalcalde Enrique Iván González López, quien por cierto la semana pasada fue condenado a purgar siete años y ochos meses de prisión por el delito de peculado, aunque está amparado.

Según lo que reportó en la reinauguración, en la que fungió como madrina la cantante Danna Paola, la rehabilitación, que se hizo inspirada en el zoológico neoyorquino, costó 20 millones de pesos.

Según un censo, al 2014 el zoológico carmelita había comprado una jirafa, dos hipopótamos, dos cebras, cinco leones (dos blancos y tres africanos), un pitón albino, dos tigres de bengala blancos y tres guacamayas.

Además, le habían sido donados dos monos saraguatos, tres boas constrictor, un pato floridano, tres mapaches, 37 tortugas hicoteas, 16 mojinas, seis japonesas y cuatro chiquihuas, dos loros cabeza amarilla, dos tucanes y tres cocodrilos moreletti.

En el lugar nacieron un pijije, dos venados cola blanca, dos mapaches y cuatro pecaríes. En el sitio hay también hocofaisanes, tortugas lagarto, tepezcuintles, tlacuaches, águilas coliblancas, agaponi rojo, pitón burmés, cuyos, nauyacas, lagarto espinoso, pavos reales, águilas negras, gallinas guineas, tarántulas negras y rosas y jabalíes rusos.

En la reinauguración González López presumió la reconstrucción del aviario, cocodrilario, felinario, área de jirafas y cebras.

También destacó la rehabilitación de jaulas para especies varias, área de artesanías, quiosco principal, de juegos infantiles y teatro al aire libre “Francisco Gabilondo Soler”, áreas de venados y pecarís, así como médica y de souvenirs, además de fuentes, pintura, enrejado nuevo y áreas verdes.

Y enfatizó que, en 2012, esa administración recibió el zoológico con 227 animales y aumentó la población a 623, introduciendo además 23 nuevas especies, entre ellas jirafas, cebras, hipopótamos, leones y tigres de bengala blancos, jaguar negro, guacamayas y armadillos.

En 2011, la Secretaría de la Función Pública inhabilitó por 10 años para ocupar cargos en el gobierno federal a González López, a quien además impuso una multa por 35.6 millones de pesos, luego de encontrarlo responsable de “encabezar una red de corrupción” en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para el tráfico de carbón vegetal.

Lo anterior durante el tiempo en que fungió como delegado de la dependencia en el estado, en sus tiempos como panista, en el sexenio del expresidente Felipe Calderón. Su inhabilitación se dio cuando se desempeñaba, ya como priista, como secretario estatal de Salud, y pese a ella fue impulsado para la alcaldía carmelita.

Contra el exmunícipe pesan, además del juicio por el que fue sentenciado la semana pasada, otro más por peculado, ambos promovidos por la Fiscalía General del Estado (FGE); y una solicitud de juicio político promovido por la actual administración municipal a la que, en la sucesión, le entregó las arcas vacías y la documentación plagada de presuntas irregularidades.

Ahora podría enfrentar un nuevo cargo si no se comprueba la legal adquisición de los animales que su administración introdujo al zoológico carmelita.

Comentarios