Oposición en San Lázaro alista rechazo de Ley de Seguridad Interior

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El PRI rechazó en San Lázaro la minuta del mando mixto policial que su homólogo en el Senado avaló en 2014. Esto provocará que este jueves 30, en comisiones y en el pleno, PRD, PAN, MC y Morena rechacen la nueva Ley de Seguridad Interior.

Desde el año antepasado, y a pesar de haberse avalado por el PRI en el Senado de la República, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que la Presidencia de la República ya no estaba de acuerdo con el mando mixto y que en cambio sugería modificarlo a “mando único”.

Ello provocó que la minuta se mantuviera en la “congeladora” durante casi dos años, sin embargo, en noviembre de 2016 el coordinador parlamentario del PRI, César Camacho Quiroz, propuso la creación de la Ley de Seguridad Interior para darle al Ejército el sustento legal en sus intervenciones de persecución contra el crimen organizado.

Tanto PAN como PRD dijeron que, si antes no se aprobaba el mando mixto, ambos partidos no darían su aval a la Ley de Seguridad Interior. Ello retrasó por un año la discusión del tema en comisiones unidas que, este miércoles, finalmente se abordó y donde el PRI, que tiene mayoría, votó en contra.

Esta noche, sostuvo el PAN, el PRI y sus aliados dejaron a México sin un proyecto legislativo en materia de seguridad al votar en contra de la minuta del Senado.

“En el peor momento de inseguridad que vive el país, nos encontramos sin un proyecto de seguridad, debido a que el PRI y sus aliados se negaron a aprobar la minuta”, denunció Jorge Ramos, diputado del PAN y presidente de la Comisión de Seguridad.

En tanto el PRD, quien preside a través de su legislador Guadalupe Acosta Naranjo la Comisión de Puntos Constitucionales, criticó el rechazo del PRI y sostuvo que, “con ello, el PRI le apuesta a la consolidación de la corrupción y la impunidad de las instituciones nacionales, en particular las policiacas, así como a la militarización del país, más aún si persisten en imponer una Ley de Seguridad Interior”.

En contraparte, la presidente de la Comisión de Gobernación, Paloma Guillén Vicente, anunció que este jueves se someterá a votación la iniciativa de reforma.

El PRI puede sacar adelante la ley, ya que tiene mayoría en dicha instancia. Lo mismo sucedería en el pleno, en caso de presentarla en ese espacio, pero sólo estaría avalada por PRI, PVEM y Panal, y posiblemente PES, ya que no se trata de una reforma constitucional y no se demandan las dos terceras partes de los diputados.

Lo que podría suceder es que, tanto PAN como PRD, MC y Morena, se ausenten del pleno para no legalizar con su presencia la nueva ley, pero hasta el momento ninguno de estos partidos ha dicho que lo hará. El segundo escenario es que simplemente voten en contra.

Por otra parte, la Comisión de Transparencia aprobó reformas para evitar el “pase automático” de procurador general de la República a fiscal general.

Con ello se concede la demanda del PAN, que al inicio del periodo ordinario bloqueó la instalación de la Mesa Directiva a cambio de que el PRI se comprometiera a que no habría “fiscal carnal”, y menos aún que ese lugar lo ocupara Raúl Cervantes, quien aún fungía como titular de PGR.

Lo que no se avaló es la prohibición de que el nuevo fiscal tuviera vínculos con algún partido político.

Comentarios