Agencias de la ONU piden a cinco entidades mexicanas erradicar el matrimonio infantil

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Cuatro agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidieron a los estados de Baja California, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro y Sonora armonizar sus legislaciones conforme a la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para impedir que los menores se casen antes de los 18 años.

La ONU-Derechos Humanos, ONU Mujeres, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa, por sus siglas en inglés) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), demandaron eliminar las excepciones que facilitan la persistencia de prácticas que violan los derechos de la infancia, particularmente los de las adolescentes y niñas en situación de mayor vulnerabilidad.

Lo anterior, porque los Códigos Civiles de esas cinco entidades aún permiten que las personas puedan casarse antes de los 18 años por determinación de un juez o una autoridad administrativa.

Por su parte, el artículo 148 del Código Civil Federal aún permite el matrimonio desde los 14 años en el caso de las adolescentes y 16 para los adolescentes, en contravención de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, expedida por el Congreso de la Unión.

En un comunicado, las agencias de Naciones Unidas destacaron que según los datos más recientes (provenientes de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica, ENADID 2014), en México el 23.75% de las mujeres de entre 15 y 54 años de edad contrajeron matrimonio antes de los 18 años.

En 2015, del total de matrimonios registrados de menores de 15 años, el 98.4% fueron de niñas y adolescentes mujeres.

Las agencias señalaron que México debe sumar esfuerzos de manera urgente para eliminar percepciones y costumbres que permiten que, aún hoy en día, el matrimonio infantil sea considerado como una opción viable y legal, en lugar de una violación de los derechos de la infancia.

Por ello, llamaron a las autoridades mexicanas a armonizar la legislación del país tanto a nivel federal como estatal, y con ello evitar las terribles consecuencias del matrimonio infantil que constituye una forma de violencia que vulnera los derechos de las niñas y las adolescentes.

“Esta práctica amenaza su desarrollo, al impedir seriamente el ejercicio del derecho a la salud y a la educación, debido a la necesidad de realizar tareas domésticas, y a la maternidad y las presiones familiares, lo que además incrementa, en alto grado, las probabilidades de abandono escolar”, puntualizaron.

También destacaron que la falta de acceso a la educación y la igualdad de oportunidades es una de las principales causas del matrimonio infantil.

En 2015, dos de cada cuatro mujeres menores de 15 años que contrajeron matrimonio contaban únicamente con educación primaria. En ese sentido, recalcaron que la maternidad a temprana edad incrementa las probabilidades de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto, y aumenta las tasas de mortalidad infantil.

La erradicación del matrimonio infantil requiere de una estrategia integral que incluya políticas y programas de protección social centrados en aliviar las dificultades socio-económicas y favorecer el acceso a una educación de calidad, así como el empoderamiento de las niñas y las adolescentes, subrayaron.

En el marco de los 16 días de activismo para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas, ONU-DH, ONU Mujeres, Unfpa y Unicef invitaron a todos los estados a armonizar sus códigos civiles o familiares con respecto a la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que establece los 18 años como edad mínima para contraer matrimonio sin excepción.

La armonización de códigos civiles o familiares con respecto a la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes es un paso esencial en los esfuerzos conjuntos para poner fin a la violencia en México, finalizaron.

Comentarios