Inseguridad crece en Nuevo León; homicidios aumentan 42% con “El Bronco”

MONTERREY, NL (apro).- Apenas uno de cada 10 residentes se siente seguro en la entidad, mientras que los homicidios dolosos se han incrementado hasta en 42% durante los dos primeros años del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, reveló hoy el Observatorio Ciudadano del Estado (OCNL), integrado por organismos privados.

Por privación ilegal de la libertad, la entidad pasó del sitio 30 a escala nacional en el 2015 al nueve en el 2017, situación que debe alertar a las autoridades, señala el análisis presentado.

En la muestra 55 del Pulso Metropolitano de Seguridad (Pulsómetro) tomado en septiembre pasado por el Consejo Cívico, Caintra, Canaco y Coparmex del estado, se determinó que, si bien ha logrado contenerse el ascenso en alguno de los rubros antes mencionados, el estado es el sexto a escala nacional con mayor número de denuncias de delitos del fuero común, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema nacional de seguridad Pública.

Según el Observatorio, en septiembre únicamente 9.5% de los habitantes del área metropolitana dijeron sentirse seguros, un retroceso marcado en relación con el 2015, cuando la percepción era de 17%.

Basados en estadísticas oficiales, el Pulsómetro encontró que en los dos años de la administración estatal los homicidios dolosos crecieron en 42%, de enero a octubre del 2015 (395), en relación con el mismo lapso del 2017 (559). La tasa por 100 mil habitantes creció de 7.2 casos a 10.92.

Por municipios metropolitanos, este delito registró el incremento mayor en Escobedo que, en el mismo lapso comparativo, creció en 170%, al pasar de 20 a 54 casos.

El de extorsión es otro ilícito que también observó un incremento dramático en Nuevo León durante el gobierno de El Bronco, pues en ese mismo período pasó de 407 casos a 594, lo que representa 46%. Actualmente la entidad es el tercer lugar nacional en este delito.

Secuestro, al alza

A escala estatal, el secuestro aumentó en 29% en el primer año del gobierno Rodríguez Calderón al pasar del eslabón 17, de enero a octubre del 2015, a 22 en el mismo lapso del 2016. Pero si se compara entre 2015 y 2017, la cifra aumentó en 82%, al pasar a 31.

“En el comparativo a nivel nacional, Nuevo León pasó de ocupar la posición número 30 en 2015 a la posición nueve en 2017, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, lo cual debería prender señales de alarma en nuestras autoridades”, dice el Pulsómetro.

Monterrey es el municipio con más casos entre los períodos enero y octubre del 2015, 2016 y 2017 con dos, cuatro y cinco, respectivamente. El aumento entre el primero y el último de los años analizados es de 150%.

Por robo con violencia en Nuevo León, en los mismos períodos entre 2015 y 2017, se registró 12% de aumento, al pasar de tres mil 245 a tres mil 641. Pero si se compara del 2016 al 2017, hubo una disminución de 27%.

El robo de vehículo creció en la administración de Rodríguez Calderón, al pasar de dos mil 639 de enero a octubre del 2015 a tres mil 476 en el mismo lapso del 2017, un aumento de 32%.

La violencia contra mujeres y feminicidios se incrementó en la entidad de manera preocupante para al OCNL, pese a que se cumplió ya un año de que se lanzó la declaratoria de alerta de género en noviembre del 2016.

Estrategias fallidas

Basados en información hemerografía de Arthemisas por la Equidad A.C., de enero al 10 de noviembre de este año, la violencia contra las mujeres ha cobrado 61 víctimas mortales en Nuevo León, con presunción de feminicidio que no son registrados como tales por la Procuraduría estatal.

Las mismas cifras oficiales, diferentes a las del organismo ciudadano, muestran un aumento al pasar de dos a 31 entre enero y octubre del 2016 y 2017. Las violaciones aumentaron 7% en el mismo período.

El delito de violencia familiar detuvo el aumento que mostraba desde hace cuatro años, al pasar del 206 al 2017 de 15 mil 371 denuncias a 14 mil 884, un descenso de 3%.

Respecto a la violencia de género, los organismos suscritos lamentan que los esfuerzos de la entidad para encontrar una estrategia que contenga el fenómeno no son suficientes. Además, el Instituto Estatal de las Mujeres está acéfalo, pues la titular, Yamilett Orduña, está “con licencia pidiendo firmas para su campaña política –candidatura independiente a la Cámara de Diputados–, en vez de coordinar día con día una política pública de protección a las mujeres”.

En conclusión, los organismos que integran el Observatorio aseguraron que “las estrategias de seguridad no han cumplido con las expectativas de mejoría, tanto en la baja de delitos de alto impacto como en algunos casos de delitos patrimoniales, lo que habla de la urgencia de reforzar acciones integrales y coordinadas en materia de seguridad pública”.

Comentarios