Líder del PRI-Campeche resbala: Meade daría positivo a exámenes de antidoping y salud mental

CAMPECHE, Cam. (apro).- El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ernesto Castillo Rosado, dijo hoy desde la tribuna legislativa que, si los candidatos presidenciales son sometidos a exámenes antidoping, el de su partido, José Antonio Meade Kuribreña, “sería el primero en dar positivo”.

El comentario del también líder de la fracción priista en la sesión del Congreso le valió el reproche de las otras bancadas que lo tildaron de “oportunista”, pues originalmente subiría a la tribuna sólo para dar el pésame por la muerte de la diputada Ana Graciela Crisanty Villarino, quien fue dirigente estatal del PRI en el anterior sexenio y falleció el pasado sábado a consecuencia de un derrame cerebral.

Ya en la tribuna, Castillo Rosado se salió del guion y terminó atacando al dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y lisonjeando a Meade, pero se autogoleó.

Primero arremetió contra el virtual candidato de Morena a la Presidencia de la República por su reciente insinuación de dar amnistía a los capos del narcotráfico para terminar con la violencia en el país.

También te recomendamos

“Es una humillación pactar con el crimen organizado, sobre todo a los miles de familiares que se han visto afectados por las consecuencias de una guerra contra el crimen organizado”, expresó el priista.

Y enseguida, en su improvisado y desarticulado discurso, demandó a la autoridad electoral imponer como requisito para los candidatos a la Presidencia de la República exámenes toxicológicos y de salud mental y hacer públicos los resultados.

“Porque tenemos la plena convicción de que el primero que se presentaría a estos exámenes y saldría positivo en todos y cada uno de ellos, es nuestro precandidato José Antonio Meade Kuribreña”, sostuvo.

Las carcajadas resonaron en el recinto legislativo, sin que Castillo se percatara del motivo.

Inmediatamente después, devino la andanada de críticas a Ernesto Castillo por parte de representantes de todas las bancadas, y en la que hasta algún panista terminó defendiendo a López Obrador.

El primero en subir fue el morenista Carlos Martínez Aké, quien además de defender a López Obrador, dedicó parte de su discurso a la memoria de Crisanty Villarino, pues “ya no quedan dirigentes en el PRI con capacidad intelectual”.

Le siguió el panista Eliseo Fernández Montufar, quien fustigó al priista por su oportunista intervención para luego reconocer que López Obrador “es una figura de peso en el país gracias a las pésimas actuaciones de los gobiernos anteriores y actual, que hoy encabezada el amigo de Campeche, Enrique Peña Nieto”.

Dijo: “Al ser Andrés Manuel la figura de oposición al sistema y a todas las barbaridades y las muestras de corrupción y la mala situación económica que vivimos los mexicanos, la inseguridad que se vive en el país, obviamente que agarra fuerza y se vuelve la opción para la mayoría de los mexicanos. Y así lo vemos en las encuestas, los ciudadanos platicando te dicen claramente que han pensado en emitir su voto por Andrés Manuel en las siguientes elecciones”.

A la refriega se sumaron la perredista Ana María López y la coordinadora de los panistas, María Asunción Caballero May, quienes criticaron la falta de ética y sensatez política del líder de los priistas pues pidió subir a la tribuna para dar el pésame por la muerte de Crisanty Villarino, no para hacer “grilla” contra López Obrador.

Fue la panista quien pidió a los presentes guardar el minuto de silencio en memoria de la priista fallecida.

En segunda ronda, Castillo Rosado solicitó a Martínez Aké que no grite porque los debates “se ganan con argumentos, no con decibeles”.

El morenista lo remató pidiéndole al encargado de sonido bajar el volumen del sonido “porque le estamos lastimando los oídos al señorito”.

Comentarios