Se profundizará debacle del peso si EU sube tasa de interés, advierte el CEEY

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La debacle del peso frente al dólar se puede profundizar si la Reserva Federal (Fed) estadunidense decide aumentar la tasa de referencia, advirtió el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

En su reporte Análisis y perspectivas de la reciente depreciación del peso mexicano, elaborado por Marcelo Delajara, anticipó que la Fed aumentará su tasa de interés de referencia en diciembre próximo, y no sólo eso, podrían darse, al menos, dos aumentos más durante el próximo año.

De esta forma, la tasa de interés en Estados Unidos podría duplicarse y alcanzar un nivel de 2.5% en un año, lo cual traería consecuencias para la divisa mexicana.

De entrada, esto limitaría el crecimiento de la oferta de dinero en Estados Unidos e impulsaría al alza las tasas de interés, lo que a su vez provocaría en México una depreciación del peso respecto del dólar, debido al aumento en el retorno del ahorro en Estados Unidos, lo que llevaría a los inversionistas a preferir dólares sobre pesos.

“Así, la cotización del dólar después del anuncio de la Fed habría de depender de las expectativas que tienen los operadores en los mercados financieros sobre la tasa de interés y la inflación en México”, señaló.

Peso a la baja

Al finalizar el tercer trimestre y a inicios del último trimestre del 2017, se ha observado una fuerte depreciación del peso frente al dólar.

El tipo de cambio promedio mensual pasó de 17.83 pesos por dólar en septiembre, a 19.11 pesos por dólar en la primera quincena de noviembre.

Es decir, se observó una depreciación de poco más de 7 % en tan solo dos meses. Mientras que desde mediados del onceavo mes del año, la cotización del dólar ha caído y se ubicó alrededor de 18.50 pesos por dólar.

De acuerdo con el CEEY, las negociaciones en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) han llevado a muchos observadores a sentirse pesimistas.

En particular, sobre la postura negativa del presidente estadunidense Donald Trump y sus exigencias a los gobiernos de México y Canadá, acciones que han generado nerviosismo y especulación acerca de un posible fracaso en la negociación.

“Ello repercutiría negativamente en los mercados financieros y la inversión en México, volviendo a nuestra moneda menos atractiva”, precisó Delajara.

A su vez, el plan fiscal de Trump ha generado nerviosismo, pues la reducción de impuestos de la Unión Americana podría generar incentivos para que las empresas prefieran instalarse o quedarse en Estados Unidos en lugar de trasladar su producción a México.

Además, esa reforma fiscal podría desestabilizar los mercados financieros en ese país y en el mundo.

Por un lado, debido al aumento que se espera en el déficit fiscal y la deuda soberana del vecino país del norte, las tasas de interés podrían aumentar; por otro, dado que la economía estadunidense se encuentra cerca del pleno empleo, un impulso fiscal de la magnitud que pretende Trump podría impactar más en la inflación que en la producción, al menos en el corto plazo.

“Ello, a su vez, podría presionar a la Fed a subir la tasa de interés y a tener repercusiones negativas sobre el peso”, alertó el CEEY.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios