Ejecutan a seis hombres en un autolavado en Coatzacoalcos y uno más en Xalapa

XALAPA, Ver. (apro).- Seis personas fueron ejecutadas en el interior y alrededor de un lavado de autos, en la colonia Esperanza Ascón, en el municipio de Coatzacoalcos, a más de 400 kilómetros de la capital del estado, al sur de la entidad.

Un hombre más fue asesinado a balazos en la calle Las Hayas, de la colonia Los Prados, en Xalapa.

En el caso de Coatzacoalcos, un grupo de sicarios arribó al lavado de autos ubicado sobre la avenida General Anaya a la altura de la calle Gloria Corrales.

Los hombres, fuertemente armados, abrieron fuego contra todas las personas que se encontraban en el lugar.

Un taxista resultó herido y fue trasladado de urgencia a un hospital de la localidad donde al arribar falleció.

Las otras cinco víctimas quedaron tendidas dentro y fuera del lavado de autos.

La Fuerza Civil e integrantes de fuerzas federales colocaron un cinturón de seguridad alrededor de la una de la mañana para que la Dirección de Servicios Periciales y el Servicio Médico Forense pudieran realizar las pesquisas de rigor.

A menos de 25 días de que concluya el año, Veracruz se ha sumergido en una vorágine de violencia, en donde los ajustes entre carteles de Los Zetas, Cartel de Jalisco Nueva Generación, Ántrax, Cartel de Sinaloa y grupos independientes de Huachicoleros han dejado cientos personas ejecutadas, así como decenas de desaparecidos.

El tema de seguridad, es el gran dolor de cabeza para el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, pues en 11 meses de administración se han cometido dos mil 220 homicidios –en declaraciones de Yunes el 70% de ellos se trata de sicarios del crimen organizado y trabajadores de la delincuencia- y 163 secuestros, según estadísticas oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Esta plataforma de la Secretaria de Gobernación (Segob) también da cuenta de 19 mil 343 robos, de estos, destacan dos mil 492 robos de vehículos con violencia y 234 robos con violencia a casa habitación, sin contar aquellas víctimas que optan por no poner denuncia por amenazas o por desconfianza de las autoridades.

Comentarios