En dos días, Veracruz promedia una muerte violenta cada tres horas

XALAPA, Ver. (apro).-Las ejecuciones no dan tregua en Veracruz, entidad que continúa tiñéndose de rojo, ya que en las últimas 48 horas 17 personas han sido privadas de la vida de forma violenta.

Hoy en la madrugada, seis personas fueron ejecutadas en el interior y alrededor de un lavado de autos, en la colonia Esperanza Ascón, en el municipio de Coatzacoalcos, a más de 400 kilómetros de la capital del estado, al sur de la entidad.

En Xalapa, una persona del sexo masculino fue privada de la vida a balazos en la calle Las Hayas, de la colonia Los Prados. Ayer, aquí en esta zona, fue velada la joven Magaly Hernández Marín, de 19 años, quien fue asesinada y arrojada a un tanque de agua en el área verde conocida como el Santuario de las Garzas.

En la masacre en Coatzacoalcos, un grupo de sicarios arribó al lavado de autos ubicado sobre la avenida General Anaya a la altura de la calle Gloria Corrales. Los hombres, fuertemente armados, abrieron fuego contra todas las personas que ahí se encontraban.

Un taxista resultó herido y fue trasladado a un hospital de la localidad, donde perdió los signos vitales. Las otras cinco víctimas quedaron tendidas dentro y fuera del lavado de autos.

Hoy en Cosoleacaque, personal de la Fiscalía General del Estado levantó restos humanos correspondientes a dos osamentas del sexo masculino en canal San Francisco, muy cerca del ejido Tacoteno de Minatitlán, al sur de la entidad.

En esta misma ciudad, en Minatitlán, un taxista fue acribillado por sujetos desconocidos cuando descendía de su auto y pretendía ingresar a un centro comercial.

En Altotonga, en la zona centro montañosa de Veracruz, a 70 kilómetros de la capital del Estado, tres personas fueron ejecutadas a bordo de una camioneta Ford pick up, color blanco, cuando se encontraba estacionada en la arteria principal de la colonia Nuevo Milenio.

Los efectivos de la Policía Municipal y autoridades de la Policía Ministerial y del Servicio Médico Forense procedieron a levantar un cerco de seguridad para realizar las diligencias de rigor.

No hubo vecinos que pudieran aportar datos de cuantas personas participaron en la triple ejecución, ni a bordo de qué tipo de unidad huyeron los sicarios.

Los cuerpos sin vida y sin identificar fueron trasladados al forense de Perote, para los estudios de rigor y la identificación de los cuerpos.

En Córdoba, la madrugada de este jueves, dejaron una bolsa negra con restos humanos en la colonia Buena Vista; en otro municipio cercano, en Atoyac, fue encontrado, en medio de unos cañales, el cadáver de un hombre que había sido privado de la vida el día anterior.

En Río Blanco fue ejecutado Sinue del Valle Rodríguez, hermano de Abimael del Valle, regidor del Ayuntamiento. Empleados municipales, encabezados por la alcaldesa María de los Ángeles Martínez, intentaron correr a la prensa para que no cubrieran el homicidio.

A menos de 25 días de que concluya el año, Veracruz se ha sumergido en una vorágine cruda de violencia, en donde los ajustes entre cárteles de Los Zetas, Cártel de Jalisco Nueva Generación, Ántrax, Cártel de Sinaloa y grupos independientes de huachicoleros han dejado cientos de ejecutados, cuerpos sembrados a orilla de carreteras y lotes baldíos, así como decenas de desaparecidos.

El tema de seguridad es el gran dolor de cabeza en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, pues en 11 meses de administración se han cometido dos mil 220 homicidios –según Yunes el 70 por ciento de éstos se trata de sicarios del crimen organizado y delincuentes-, y 163 secuestros, de acuerdo con estadísticas oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Esta plataforma de la Secretaría de Gobernación (Segob) también da cuenta de 19 mil 343 robos, de éstos dos mil 492 son con violencia de vehículos y 234 con violencia a casa habitación, sin contar, aquellas víctimas que optan por no poner denuncia por amenazas o por desconfianza de las autoridades.

Comentarios