El INM obstaculiza derecho a la defensa de migrantes en Tapachula: Centro Fray Matías

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova (Fray Matías) denunció hoy que el Instituto Nacional de Migración (INM), “con argucias burocráticas y legaloides”, obstaculiza una vez más el derecho a la defensa de sus derechos humanos que tienen todos los migrantes detenidos en su Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, al impedirle el acceso a los abogados y activistas de ese organismo no gubernamental.

La organización dijo que, como cada año, para mantener su labor de monitoreo y defensa, el pasado 24 de septiembre procedió a renovar ante el INM la autorización de acceso al centro de detención migratoria de Tapachula.

Como respuesta, dijo, la Dirección General de Control y Verificación Migratoria del INM ha interpuesto “una serie de requerimientos que se han convertido en un muro burocrático que impide al personal del CDH Fray Matías acceder al centro desde el pasado 5 de octubre, perdiendo el contacto con las personas detenidas que estaban defendiendo”.

El organismo no gubernamental indicó que esta no es la primera vez que el Instituto dificulta su acción de defensa en el centro de detención de Tapachula, sino que los obstáculos para el acceso tienen sus antecedentes desde los años 2008, 2009 y 2014.

“Frenar esta labor de defensa en contexto de detención, como en las anteriores ocasiones, tiene graves consecuencias. En primer lugar, se está impidiendo a las personas migrantes y solicitantes de asilo que están privadas de libertad en el centro de detención migratoria de Tapachula su derecho a ser informadas de su situación, disponer de asesoramiento y defensa legal efectiva, contar con atención psicosocial y mantener contacto con el exterior del centro”, dijo el Fray Matías en una misiva.

Con esto, agregó, “se incrementa también la opacidad y falta de transparencia respecto a las actividades que realiza el INM en el centro y se obstaculiza la acción de las organizaciones y personas defensoras de derechos humanos”.

De acuerdo con el Centro, con estas acciones el INM “está intentando desactivar el efecto preventivo frente a las violaciones de derechos humanos que se cometen al interior de los centros de detención para personas migrantes, al tiempo que se fomenta el régimen de impunidad”.

No obstante, comentó que ante la situación generada por el INM y tras varios intentos de diálogo para reconducir los hechos y hacer frente a los obstáculos burocráticos, el CDH Fray Matías cursó una nueva solicitud de ingreso a la Estación Migratoria.

El Fray Matías recordó que es una organización social con una trayectoria de 20 años en la defensa de las personas migrantes y refugiadas desde la frontera sur de México.

Desde el año 2000, explicó, asumió acciones de monitoreo de la Estación Migratoria Siglo XXI en Tapachula. Desde entonces ha atendido a unas 500 personas anualmente, tanto para la documentación de las violaciones a derechos humanos que sufren, como para ejercer su defensa con un enfoque integral psicojurídico.

Su trabajo se ha especializado en lo referente a personas solicitantes de asilo, niñas, niños y adolescentes no acompañados, población LGBTTTI, personas con posibilidades de acceso a la regularización migratoria o víctimas de delitos graves; personas mayoritariamente originarias de Centroamérica en situación extremadamente vulnerable.

Comentarios