“El Bronco” e IP pagan cerca de 30 mdp a Televisa por abrir la señal de la final regia

MONTERREY, NL (apro).- En plena campaña para conseguir simpatías para obtener la precandidatura presidencial, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón pagó, junto con empresas privadas, cerca de 30 millones de pesos a Televisa, con el fin de abrir la señal de TV del partido de futbol de vuelta, que disputarán el domingo Tigres y Rayados en esta capital.

Al parecer, a El Bronco se le acabó el coraje que tenía con la televisora, a la que juró no pagarle ni un peso luego de negociar hoy con sus directivos la transmisión de los juegos, que pagará del erario junto con las empresas Cervecería Cuauhtémoc y Cementos Mexicanos (Cemex).

El anuncio ocurrió en medio de una pifia del secretario de Administración del Gobierno, Enrique Torres, quien primero convocó a los medios para dar “la gran noticia” de que Rodríguez Calderón, quien aspira ser candidato independiente a la Presidencia, había conseguido que se abriera la transmisión de los dos partidos del campeonato, el de este jueves a las 20:00 horas en el Estadio Universitario de Tigres, y el del próximo domingo a las 18:00, en el BBVA Bancomer, de Rayados.

Sin embargo, una hora después el mismo funcionario reunió otra vez a los medios para darles una noticia “regular”, que fue la corrección del anuncio que había hecho pues, según explicó, la empresa Sky, filial de Televisa, les notificó que por “una cuestión técnica” no había tiempo para abrir la señal del juego de ida, y sólo se podría ofrecer el de vuelta.

Inicialmente, Torres dijo que el juego costaría 30 millones de pesos, de los cuales el gobierno estatal aportaría la mitad. Sin embargo, en el segundo anuncio, aseguró que sería menor la erogación total por un solo partido, aunque se negó a precisar cifras.

“Es un costo que estamos terminando de ajustar, va a ser un poco menor al que anteriormente habíamos platicado. Aun así, la cooperación de las empresas permanece”, justificó.

Extraoficialmente se mencionó que el falso anuncio ocurrió por una deficiente comunicación entre el gobernador y sus funcionarios, pues los directivos de Televisa habían accedido, inicialmente, a abrir sólo la señal del juego de vuelta, aunque indebidamente fueron anunciados públicamente los dos como una cortesía de El Bronco.

En la zona metropolitana de Nuevo León no se trasmiten en señal abierta los partidos de local de los equipos de futbol Monterrey y UANL, que deben ser contratados por servicio de paga.

El pretexto del mandatario sin partido para complacer a la hinchada de la localidad, que por vez primera en su historia verá juntos a sus equipos en la serie por el campeonato mexicano, fue el de la seguridad pues, de acuerdo con el gobernador, al permitir que puedan seguir los encuentros en casa, se evitan aglomeraciones y más gente en la calle.

Pese a todo, Torres dijo que se mantenía el mismo operativo en el municipio de San Nicolás, donde se encuentra el Estadio Universitario, en que habrá desplegados, dentro y fuera del coso, más de tres mil elementos de seguridad, entre agentes estatales y municipales, así como guardias privados.

El secretario de Administración sostuvo que El Bronco no había acudido a hacer el anuncio debido a que tenía otros eventos agendados que le impedían estar presente en ese acto.

Comentarios