Miles de damnificados por el sismo en Chiapas denuncian irregularidades en la reconstrucción

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Unos tres mil damnificados por el sismo, provenientes de comunidades de Cintalapa, así como miembros del sector magisterial, se concentraron este jueves en esa ciudad para marchar y denunciar una serie de irregularidades en el marco de la reconstrucción de sus viviendas; además, exigieron la rehabilitación de escuelas.

Desde el parque recreativo y deportivo de la colonia La Urbana, portando pancartas y consignas, los damnificados, agremiados en la Unión de Ejidos y Colonias, marcharon hasta la plaza central de esa cabecera municipal, donde realizaron un mitin para posteriormente dialogar con el alcalde Enrique Arreola, a quien plantearon sus reclamos.

Los voceros del movimiento señalaron que el gobierno ha dicho en los medios que 70% de tarjetas han sido entregadas a los damnificados en Chiapas, sin embargo, en ese municipio aún no supera el 10%.

También denunciaron que muchas de las tarjetas de los damnificados han sido vaciadas y otras más están incompletas. Incluso, muchos afectados aún no han recibido el recurso prometido.

Además, indicaron que hay una serie de irregularidades, como los casos donde personas que tenían daños en la totalidad en sus viviendas, recibieron recursos como daño parcial, por lo que es una raquítica cantidad con la que no pueden ni hacer un pie de casa.

Igual denunciaron la voracidad de las empresas vendedoras de materiales, mismas que han incrementado los precios de varilla y cemento, así como otros proveedores los de arena, y grava, sin que ninguna autoridad pueda detenerlos y controlar el abuso al consumidor.

“Tenemos los folios, pero no nos han atendido, y a los que sí, no les han entregado el recurso, el gobierno federal miente al decir que Cintalapa está en reconstrucción”, fustigó María Toledo, una de las damnificadas.

Luego indicaron que continuarán sus exigencias hasta que sean cumplidas en su totalidad, porque a casi tres meses del sismo, aún hay personas viviendo en los patios o abajo de los árboles, mientras que el gobierno presume que se está cumpliendo con los damnificados.

Los padres de familia y maestros que marcharon hoy dijeron que decenas de escuelas en el municipio siguen con daños en su estructura, afectaciones parciales y totales que no han sido atendidas por alguna autoridad.

También denunciaron que los alumnos toman clases en las calles al aire libre, “por la negligencia del gobierno en no agilizar el arreglo de las escuelas”.

Docentes de las secciones 7 y 40, del SNTE, advirtieron que, si el gobierno no atiende la demanda de los padres de familia, que exigen reconstrucción de sus viviendas y de los niños y niñas que exigen sus escuelas, tomarán acciones más radicales para hacerse escuchar.

Comentarios