Desde Francia, Andy Delort manda su apoyo a Tigres

PARÍS (proceso.com.mx).- Delantero de Tigres durante el Apertura 2016, Andy Delort sólo jugó unos meses, consiguiendo 5 goles con el cuadro auriazul y un título de Liga. El francés, quien llegó con la ayuda de su compatriota André-Pierre Gignac, recuerda con mucho cariño a la afición felina y su paso por México, y envió su apoyo a su antiguo equipo para la final que disputará este domingo contra Rayados.

¿Pudiste ver la final de ida entre Tigres y Monterrey el pasado jueves (1-1)?

Sólo pude ver un resumen, es difícil permanecer despierto entre semana (el partido tuvo lugar a las 3 am, hora de Francia). Cuando desperté a las 7:30 el viernes, miré mi celular y vi el resultado. Obviamente esperaba una victoria, sobre todo en casa. El gol de Enner Valencia a lo panenka, se necesita mucha valentía, ¡qué golazo! El juego de vuelta es en Monterrey, también espero que la afición se movilice para alentar a los Tigres.

Sera difícil ganar contra Rayados en el estadio BBVA, pero los de El Tuca Ferretti tienen que ganar. Monterrey hizo un muy buen torneo y merecen estar en la final. Pero Tigres tiene jugadores como Dedé, Valencia, Vargas, Dueñas y pueden hacerlo, tienen la experiencia y confío en que ganen la Liga.

¿Viviendo en Francia, con la diferencia de hora, logras ver los partidos de tus excompañeros?

Es difícil. En las redes sigo a los medios de comunicación, al club, a los jugadores, veo los videos, resúmenes. Mi paso por Tigres fue una experiencia extraordinaria, cuando ganas una liga es obvio que guardas contactos con algunos jugadores. Tengo buenos recuerdos con el Gringo Torres, Dueñas, Dedé, obviamente. La competencia nunca influyó, a veces intercambio mensajes con Sosa, Aquino, que son jugadores extraordinarios y me aportaron mucha experiencia. Sólo tengo buenos recuerdos.

¿Qué recuerdo guardarás del estadio Universitario, de la afición auriazul?

Veo en las redes que la afición no me olvidó, esto me hace feliz, es muy conmovedor. De hecho no lo dudé ni un solo segundo. Cuando llegué a Monterrey, en el aeropuerto, los aficionados cantaban, la atmósfera era impresionante, lo cual no es común aquí en Francia. Siempre estaré agradecido, me acuerdo que la afición era muy buena. El día que llegué fuimos al centro comercial a comprar mis muebles, había 300 ó 400 personas, la gente se volvía loca para vernos, era una cosa increíble. Con Gignac me acuerdo de un puesto de tacos al que le pusieron “Tacos el Gignac”, siempre quise ir con él, lamentablemente no fuimos. Extraño a la afición auriazul, eso sí.

¿Qué parte de Monterrey recuerdas?

Me acuerdo de San Pedro, donde vivía. Era un lugar extraordinario, un lugar con un modo de vida europeo, podías comer italiano, francés, chino. Iba también al “Amadeus”, un restaurante con una guitarra enorme en la entrada, era un lugar muy rico. Mi familia se integró muy bien a la ciudad”.

¿Cuál es tu mejor recuerdo ? ¿La final y el título contra el América en diciembre de 2016?

La final fue algo extraordinario, fuimos hasta los penales para ganar el Apertura 2015. Durante dos o tres días el ambiente en Monterrey era increíble, mi familia tampoco lo podía imaginar. Era una locura, no creo poder volver a vivir algo así. También recuerdo mi primer gol, quería que fuera en el Volcán y sentir al público y así fue. Cuando anoté, vi cómo gritaba la afición, fue una sensación muy bonita. Al mexicano también lo extraño, su lado muy humano, su sencillez”.

¿Cuánto influyó André-Pierre Gignac en tu llegada a la UANL?

Desde que él juega en Tigres los directivos se enfocaron más en la liga francesa. Buscaban un delantero y yo terminaba una buena temporada con el Stade Malherbe de Caen con 13 goles. Gignac les hablo de mí y El Tuca me quiso en el plantel. Teníamos el mismo agente, así que se facilitaron las cosas.

¿Tenías la confianza de El Tuca Ferretti?

Con El Tuca siempre fue muy buena la relación. En enero pasado me preguntó: “¿Por qué te vas tan pronto?”. Estaba decepcionado. El Tuca es un gran DT, tantos años que sigue dirigiendo y tantos títulos ganados. Lo respeto mucho, me aportó mucho.

¿Por qué te fuiste ?

Yo quería jugar y siempre estaba en la banca. Era uno de mis sueños jugar con Gignac, por eso me vine a Monterrey porque yo era fanático de él. Logré mi sueño, no lamento haber fichado con Tigres, hay poca gente que logra jugar con su ídolo. Pensaba poder jugar con Gignac, obviamente él es titular pero yo pensaba jugar al lado de él.

¿Nunca dudaste en jugar en la Liga MX?

Cuando se habla de México en el extranjero, se habla mucho de asesinatos, cárteles de droga, sobre todo en el norte. La verdad al principio sí, pero hablé con Gignac; mis dos agentes ya conocían Monterrey. Yo también me puse a buscar en las redes y me di cuenta que no estaba tan mal. A mí me encanta Monterrey, la gente es muy buena.

¿Vas a ver la final de vuelta?

Jugamos ayer sábado, entonces la noche del domingo voy a poder ver el partido. No tengo entrenamiento el lunes. Ya sé que mi esposa me va a regañar porque me voy a desvelar, pero quiero verlo. Es increíble, aunque jugué un solo torneo, me siento Tigre. Cuando llevas puesta esta playera, eres Tigre para siempre. Espero que el equipo gane, les deseo mucho ánimo, confío en que Tigres gane otra liga, sería algo increíble, dijo Delort.

 

Comentarios