Liga MX suspende un año a reporteros por conducta inapropiada en la final regia

MONTERREY, NL (apro).- Con suspensiones de seis meses a un año, la Liga MX castigó a reporteros de diversos medios nacionales e internacionales por observar una conducta inapropiada durante el partido de vuelta de la final entre Tigres y Rayados, realizada el pasado domingo 10 en el estadio BBVA Bancomer del club regiomontano.

Algunos de los comunicadores inhabilitados a partir de este martes son de Televisa, Multimedios, ESPN y del mismo equipo de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

En un comunicado, la Liga MX enlistó los nombres de ocho reporteros, sus medios y las causas por las que fueron sancionados por violar normas y reglamentos, según se desprende de una investigación realizada por el Club de Futbol Monterrey, tras el juego en el que el equipo de la UANL se coronó campeón del torneo de Liga Apertura 2017.

Por un año fueron suspendidos Iván Rangel y Ramón Arévalo, reportero y camarógrafo de ESPN, por facilitar el acceso a la cancha a un aficionado que incitó a la violencia.

También los fotógrafos José Juan Martínez Tamez, de Steaffon Images, y José Macías, de Imago 7, por tomar fotografías a un aficionado en la cancha incitando a la violencia.

Y José Lugo, camarógrafo de Televisa Monterrey, por no respetar las normas, y por insultar y agredir a personal operativo.

Por seis meses quedaron suspendidos: Roberto Hernández, de la estación de radio RG 690, de Multimedios, y Jair Ramos y Andrea Treviño, fotógrafos del Club Tigres UANL, por no respetar los lineamientos al término del encuentro.

“Todas las suspensiones aplican a partir del 19 de diciembre de 2017 para toda actividad relacionada a la Liga MX/Ascenso MX, conformadas por la LIGA Bancomer MX, Ascenso Bancomer MX, Liga MX Femenil, Sub 20, Sub 17, Sub 15, así como cualquier otra vinculada con el Futbol Mexicano”, concluye el comunicado.

Cuando finalizó el partido del domingo y en plena euforia por la celebración de los jugadores de Tigres, en la cancha del estadio apareció un joven, aparentemente fan felino, con una camisa amarilla y un mensaje en letras azules que de manera despectiva hacía referencia a la hinchada regia.

Días después Tonatiuh Mejía, vicepresidente de Rayados, dijo que habían iniciado una investigación por esa intromisión y que ya tenían detectados a personajes de los medios involucrados en el incidente.

Comentarios