Meade comienza su precampaña a la sombra de Peña Nieto

José Antonio Meade empezó su precampaña en San Juan Chamula, imitando lo que hizo hace seis años Enrique Peña Nieto. Y no es gratuito que lo haya hecho así, pues es el presidente de la república quien forjó a ese precandidato –uno que le asegura continuidad a sus reformas estructurales–, para lo cual avasalló al PRI. Además, el mandatario colocó a incondicionales suyos alrededor del exsecretario de Hacienda, a fin de controlar todos los detalles estratégicos de la campaña en pos de Los Pinos.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Al arrancar su precampaña presidencial en el pueblo tzotzil de San Juan Chamula, José Antonio Meade siguió los pasos de Enrique Peña Nieto, quien hizo lo mismo en el municipio chiapaneco de Chamula en 2012.

El presidente Peña Nieto no sólo ha marcado los primeros pasos de la carrera presidencial de Meade sino que, a diferencia del expresidente Ernesto Zedillo –quien en la elección del año 2000 estableció la “sana distancia” con el PRI y su candidato presidencial, Francisco Labastida–, controla al equipo de campaña y a la dirigencia nacional de su partido, pues colocó a su gente de confianza en los puestos clave.

El dominio de Peña Nieto llegó incluso hasta la definición de la estrategia electoral priista, que ya echó a andar una maquinaria de más de 7 millones de militantes y simpatizantes que habrán de movilizarse en 200 días de proselitismo, con la meta de alcanzar 24 millones de votos, según el Plan Nacional de Elecciones 2018 aprobado por la dirigencia del PRI.

Una vez que el PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza registraron la alianza “Meade Ciudadano por México”, la meta propuesta por dicho plan es que José Antonio Meade obtenga 5 millones de votos más de los que consiguió Peña Nieto en 2012, cuando se adjudicó 19 millones 158 mil 592. Con esto se pretende evitar el escenario de una victoria por mínimo porcentaje, que no le diera al PRI una mayoría en el Congreso y lo obligara a una especie de “gobierno de coalición”, tal como lo ha señalado varias veces Manlio Fabio Beltrones, expresidente nacional del PRI.

El arranque

Vestido con el tradicional chuj que los chamulas confeccionan con lana gruesa para soportar el frío de la región de los Altos de Chiapas, el primer minuto del jueves 14 Meade inició su camino en pos de la Presidencia con un agradecimiento al apoyo de Peña Nieto.

Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2147, ya en circulación

Acerca del autor

José Gil Olmos, reportero desde 1998. Colaboró en el periódico El Nacional y en el diario La Jornada. Desde el 2001 es reportero de la revista Proceso. Es autor de Los Brujos del Poder, La Santa Muerte la virgen de los olvidados, Los reporteros mexicanos en la guerra de Chiapas y Batallas de Michoacán.

Comentarios