Uber suspende operaciones en Campeche por “ambiente adverso” para la innovación

CAMPECHE, Camp. (apro).- La plataforma Uber anunció su salida de esta plaza “debido al bajo desarrollo económico generado por un ambiente adverso para la innovación y la tecnología”.

La plataforma entró en funciones en Campeche el 9 de marzo de 2016 y fue blanco de hostilidades y persecución por parte del gobierno del estado y del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV), que durante el tiempo que prestó el servicio de transporte en la ciudad “capturaron” de manera violenta más de 400 unidades.

Del total de vehículos detenidos, 170 continúan en el corralón.

En un comunicado que emitió ayer, la empresa notificó a sus socios que al cabo de 15 meses de que entró a esta ciudad, y a pesar de sus múltiples esfuerzos por mantener el servicio, tomó “como última opción pausar” sus operaciones.

Citando al Inegi, argumentó que Campeche “presenta un decrecimiento económico sostenido desde 2013”.

No obstante, informó de su disposición a retornar “una vez que se cree un ambiente favorable por parte de las autoridades, que se espera suceda “lo más pronto posible”.

Y dio a sus socios la alternativa de activar sus unidades en otros estados, siempre y cuando se cumpla con los requisitos internos para el registro de vehículos y las regulaciones estatales correspondientes.

Asimismo, les dejó un centro telefónico directo en Campeche, cuyo número es 55 4172 0272, para soporte técnico y atención a sus socios.

“Esperamos regresar a Campeche cuando el ambiente económico y político sea propicio para la innovación y tecnología”, termina el comunicado.

Al respecto, el director del Instituto Estatal del Transporte (IET), Candelario Salomón Cruz, comentó que no se sabe si realmente Uber fue la que operó en la entidad o sólo un engaño a la comunidad.

“En ningún momento vimos que estuviera establecido Uber, vimos un grupo organizado, a través de las redes sociales y un medio electrónico, pero no sabemos si realmente fue esta empresa”, dijo.

Sin embargo, informó que durante el tiempo en que la empresa operó en la ciudad fueron detenidos 439 vehículos particulares cuyos conductores fueron sorprendidos prestando el servicio de transporte de manera ilegal, 173 de los cuales permanecen en el corralón y en litigio.

Dijo que las multas por los vehículos detenidos generaron al estado 10 millones de pesos por concepto de multas.

La salida de Uber generó inconformidad en las redes sociales, donde usuarios del servicio arremetieron contra el gobierno del estado y el FUTV.

Asimismo, presuntos socios de Uber denunciaron “transas” del gobierno del estado en las multas que cobraron a los propietarios de vehículos detenidos, pues les cobraron 92 mil pesos por cada una y los comprobantes que les expidieron fueron sólo por 65 mil pesos. Y cuestionaron por qué no se reportó el monto real y a dónde se fue la diferencia.

Comentarios