Este 2018 ofrece la “gran oportunidad de dejar atrás devaluaciones y gasolinazos”: Anaya

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ricardo Anaya Cortés, virtual candidato presidencial de la alianza de los partidos Acción Nacional (PRD), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), enumeró que sus seis prioridades son combatir la corrupción, acabar con la pobreza extrema, terminar con la impunidad, generar una economía que crezca, volver a la paz y recuperar el papel de México en el mundo con firmeza y dignidad.

El PAN difundió que Anaya, quien esta semana encabezará actos de precampaña en Torreón, Aguascalientes, Durango, Tlaxcala y Veracruz, dialogó con jóvenes militantes de los partidos que lo apoyan a través de un hangout –una aplicación multiplataforma de mensajería instantánea creada por Google–, a quienes pidió no poner límites a sus sueños.

“No le pongamos límite a nuestros sueños y hagámoslos realidad. Los invito a que en este 2018, juntos, cambiemos la historia”, exhortó Anaya a los jóvenes de la coalición Por México al Frente de Oaxaca, Quintana Roo, Aguascalientes, Nuevo León, Morelos, Michoacán, Durango, Tabasco, Ciudad de México, Guanajuato, Chiapas, Chihuahua, Querétaro y Sonora.

“Tenemos en nuestras manos la oportunidad maravillosa de construir el país que queremos y, también, de dejar atrás al gobierno que no queremos. En 2018 podemos lograr que México deje atrás la corrupción, los escándalos y las noticias de políticos que se robaron nuestro dinero, y cambiar la historia para tener un gobierno que sí rinda cuentas, que sea austero, que sea honesto, que se conduzca con principios y valores”, expresó.

Este 2018, dijo, también representa la gran oportunidad de dejar atrás las devaluaciones, los gasolinazos, la falta de crecimiento económico y cambiar la historia para generar las condiciones que permitan que haya inversión, se creen empleos de calidad, y la economía crezca con igualdad de oportunidades para todos.

En su mensaje, el panista expuso que 2018 también puede ser el año para dejar atrás la dolorosa cifra de 11 millones de mexicanos en pobreza extrema que, literalmente, no tienen qué comer, y cambiar la historia para convertirnos en un país justo, con un ingreso básico garantizado para todos.

“En 2018 podemos dejar atrás la violencia y la inseguridad, y cambiar la historia para construir juntos un país con justicia, en el que las familias vivan seguras y en paz. Todo esto es posible y está en nuestras manos. Todo esto puede comenzar en este nuevo año 2018”.

Acerca del autor

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Comentarios