Adiós a David Antón, prolífico escenógrafo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El fallecimiento de uno de los escenógrafos y diseñadores de vestuario más prolíficos en la historia de nuestro país apenas fue difundido por los medios de comunicación debido, quizá, a la despedida del año.

David Antón vivió 93 años y murió el pasado jueves 28 de diciembre.

Trabajó hasta el final. Formó parte de más de 600 montajes de todo tipo: teatro comercial, clásico, ballet, musicales y ópera. Y pasó por las tablas con todos los grandes directores del siglo XX, como Emilio Carballido, Celestino Gorostiza, Fernando Wagner, Salvador Novo, Alejandro Jodorowski y Manolo Fábregas, entre muchos otros.

Era impresionante la cantidad de diseños que podía realizar. Se dice que en un solo año logró participar hasta en 50 obras, casi una por semana.

Antón estudió en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, y se dedicó a la pintura durante varios años. Fue hasta 1954 que debutó en la escenografía con la obra Escuela de cortesanos, escrita y dirigida por Wilberto Cantón. Ya en el 56 estaba trabajando de la mano de Seki Sano en La mandrágora, de Maquiavelo, pieza por la que ambos recibieron reconocimientos. Desde entonces cambió de oficio.

En una de las pocas entrevistas que ofreció, dijo:

“Para mí lo más importante siempre ha sido servir a la obra de teatro, no ponerse por encima. No tiene caso decir ‘qué preciosa escenografía y la obra qué cosa tan fea’ (…) Por eso he trabajado durante casi 60 años por todo el mundo, he viajado a muchas partes, he trabajado en muchos países y siempre me ha ido bien. Y aquí seguimos trabajando”.

Nacido en 1926 en San Miguel de Allende, Guanajuato, fue uno de los pilares fundamentales en las temporadas teatrales iniciadas en 1960 por el Instituto Mexicano del Seguro Social, junto con sus colegas Julio Prieto y Antonio López Mancera; y cofundador de la Sociedad Nacional de Escenógrafos en 1988.

Entre los galardones que le fueron otorgados en vida se incluyen el Julio Castellanos de la Unión de Críticos y Cronistas de Teatro por El candidato de Dios, de Luis G. Basurto, y La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca.

Sus trabajos fueron publicados en 2014 por la colección Escenología, que dirige Edgar Ceballos, con el título En los andamios del teatro. Las escenografías de David Antón.

El volumen incluye bocetos, dibujos y fotografías de su creación, y por lo tanto al alcance de las nuevas generaciones.

Comentarios