Muerte de ocho bebés aludida por la CNDH no fue en administración actual: Astudillo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Secretaría de Salud del gobierno de Héctor Astudillo aclaró que las defunciones de ocho niños en el Hospital de la Madre y el Niño Indígena Guerrerense de Tlapa de Comonfort, por las que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una Recomendación, no ocurrieron durante su administración.

Ayer, la CNDH emitió una Recomendación a Astudillo Flores y al fiscal General de la entidad, Javier Ignacio Olea Peláez, por la muerte de ocho menores de edad en el mencionado hospital, debido a que durante 18 meses se mantuvo inactiva la correspondiente investigación penal sobre la muerte de los infantes, provocada por la insuficiencia de medidas sanitarias, infraestructura y equipamiento para la atención de recién nacidos prematuros.

En repuesta, este miércoles, en un comunicado de seis puntos, la Secretaría de Salud guerrerense precisó que esas defunciones se registraron en junio, julio y agosto del 2015; “es decir, antes de que la actual administración estatal entrara en funciones”, el 27 de octubre de ese mismo año.

La dependencia agregó que la Comisión Estatal de Arbitraje Médico realizó una “exhaustiva revisión” de los casos en la que se concluyó que “existe evidencia para determinar que dichas defunciones fueron secundarias a proceso natural de la prematurez que presentaban los recién nacidos, lo cual implica desde enfermedades e infecciones propias de la edad”.

Respecto a la insuficiencia de medidas sanitarias por falta de infraestructura y personal capacitado que señaló la CNDH, la Secretaría de Salud informó que, “a pesar de ser el Hospital de la Madre y el Niño Indígena Guerrerense un Organismo Público Descentralizado y Sectorizado a la Secretaría de Salud como cabeza de sector, en todo momento se han brindado las facilidades para la conclusión de obras; por lo que actualmente, se encuentra en total funcionamiento”.

En un cuarto punto, dijo que “actualmente se cuenta con el personal necesario y capacitado para la atención de los servicios médicos en todos los hospitales de Guerrero”. Incluso, dijo que su personal ha recibido la capacitación correspondiente en materia de derechos humanos para brindar más y mejores servicios.

Como cabeza de sector, añadió, la Secretaría de Salud Guerrero y su titular, Carlos de la Peña Pintos, han estado “siempre atentos” a las necesidades y problemáticas de cada una de las unidades de salud en la entidad,

La dependencia comentó que espera los dictámenes correspondientes de la Contraloría del Estado para fincar responsabilidades, si así fuera el caso, contra el personal médico y administrativo del Hospital de la Madre y el Niño Indígena Guerrerense.

Por último, la dependencia aseguró que “en estricto apego a la ley”, atenderá las recomendaciones vertidas por la CNDH.

Comentarios