El primer día del gobierno interino en Nuevo León quedó marcado por la impunidad: Cadhac

MONTERREY, NL (apro).- El mandato interino de Manuel González inició con un homicidio en el penal del Topo Chico, delito que contribuirá a la impunidad en el estado, denunció la organización Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac).

Destacó que con la muerte del expolicía Francisco Iván Mateos Melchi, recluido el pasado 19 de noviembre, nunca se sabrá si realmente fue responsable del secuestro y homicidio del empresario Patricio Ruiz Leal, ocurrido el 10 del mismo mes.

Al expolicía de Escobedo también se le investigaba por su presunta participación en el crimen de la secretaria del hombre de negocios, Sanjuana Gutiérrez, registrado un día antes.

De acuerdo con Cadhac, el crimen de Mateos ocurrió el 1 de enero, 36 horas antes de darse a conocer a la opinión pública. Y ahora que el presunto sicario ha muerto, apuntó, se entorpece la indagatoria que se seguía por los delitos con los que se le relacionaba.

“Con su muerte se pierde la oportunidad de que se realicen las investigaciones y juicio correspondiente, por lo que nunca sabremos si en realidad fue responsable de estos hechos, favoreciendo desde el primer día del mandato del gobernador interino la impunidad”, destacó la asociación en un comunicado difundido este miércoles.

Por ello, pidió que se realice una exhaustiva investigación de los hechos, se deslinden responsabilidades y se repare el daño a los familiares por la muerte del procesado.

Tras externar sus condolencias a la familia de Mateos Milchi, el organismo presidido por Consuelo Morales Elizondo demandó que se mantenga la supervisión en cada uno de los penales estatales (Topo Chico, Apodaca y Cadereyta) para evitar que hechos como ese se repitan.

Cadhac consideró inquietante que pese a la “precaria y dolorosa” situación que prevalece en el sistema penitenciaria de Nuevo León, el estado disminuyera este año en 21.5 millones de pesos (8%) el presupuesto asignado al penal del Topo Chico.

“Las autoridades de Nuevo León no están asumiendo la responsabilidad que por mandato constitucional tienen para con las personas privadas de su libertad, de garantizar durante su reclusión condiciones dignas y seguras”, apuntó.

De igual manera, la asociación civil señaló que el 30% de las personas recluidas en penales estatales no cuentan con sentencia fija, pues siguen bajo investigación sin que se sepa si son responsables de los hechos por los que son investigados, como era el caso de este interno asesinado.

El pasado 1 de enero, Manuel González Flores asumió el cargo de gobernador interino, en sustitución de Jaime Rodríguez Calderón, quien se retiró por seis meses para consolidar su proyecto electoral y buscar la presidencia de México.

Cabe señalar que en los primeros dos años de mandato de Rodríguez Calderón se registraron más de 70 muertes violentas en los penales estatales.

Comentarios