Millonario dispendio publicitario de Mancera

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- En menos de dos años el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, gastó el equivalente a 22.6% del Fondo de Emergencia de la Ciudad de México –3 mil millones de pesos– para difundir sus acciones de gobierno y posicionar su imagen como aspirante presidencial para 2018, propósito que resultó fallido.

Lo grave es que utilizó ese dinero –destinado a contingencias como la provocada por el sismo del 19 de septiembre– para comprar publicidad en prensa, radio, televisión y en internet, pese a que en las últimas semanas ha reiterado que su prioridad es la reconstrucción de la Ciudad de México.

Entre enero de 2016 y septiembre de 2017, la Coordinación General de Comunicación Social del gobierno capitalino, a cargo de Julián Andrade Jardí, firmó contratos de publicidad oficial por 678 millones 850 mil 126 pesos con medios de comunicación, sobre todo con cadenas de televisión privada, según la información de la Unidad de Transparencia de la Oficialía Mayor del gobierno capitalino.

Esa suma es similar a la expedición de los 226 mil 283 cheques de 3 mil pesos cada uno que la administración mancerista ofreció como apoyo inmediato a las miles de personas que perdieron sus viviendas o fueron desalojadas el 19 de septiembre para el pago de sus rentas.

Con esos 678 mil 850 millones, el gobierno de la CDMX pudo haber pagado 6 mil 788 dictámenes de seguridad estructural en edificios dañados por el terremoto, con base en el costo de 100 mil pesos que algunos directores responsables de obra (DRO) pedían a los damnificados para hacerles su peritaje, como expuso el mismo Mancera en uno de sus reportes matutinos.

El año pasado gastó 435 millones 422 mil 316 pesos en publicidad, monto que, en comparación con los aproximadamente 180 millones de 2013 –su primer año de gobierno–, representa un incremento de 241%, como lo publicó Proceso en su edición 1948.

Más: en los primeros nueve meses de este 2017, el equipo de Mancera aprobó contratos publicitarios por 243 millones 427 mil 694 pesos; es decir, 135% más que en 2013. En suma, en cuatro años aumentó 377% la compra de publicidad oficial en televisión, radio, periódicos, revistas y portales de internet nacionales.

El reparto de los millones

Desde el inicio de su gestión, Mancera le apostó a la promoción de su imagen en la pantalla chica. De acuerdo con la Dirección de Difusión y Promoción de la Unidad de Transparencia de la Oficialía Mayor, de enero de 2016 a septiembre pasado el jefe de gobierno dio la tajada más grande a Televisa y Televisa de Paga: 162 millones 96 mil 818 pesos, 23.8% de la suma destinada a publicidad.

No es casual que el funcionario haya recurrido a los micrófonos y cámaras de la empresa de Emilio Azcárraga Jean para hacer sus declaraciones y dar entrevistas exclusivas sobre las contingencias en la ciudad.

Así lo hizo el 19 de septiembre por la tarde, cuando habló con los conductores Denise Maerker, Carlos Loret de Mola y Joaquín López Dóriga durante la cobertura informativa especial del llamado Canal de las Estrellas. Mancera reportó paso a paso lo que ocurría en la capital tras el sismo de 7.2 grados.

TV Azteca también se llevó un buen porcentaje por concepto de publicidad. En el mismo lapso –enero de 2016 a septiembre de 2017–, el gobierno mancerista firmó contratos con la televisora de Ricardo Salinas Pliego por 97 millones 971 mil 990 pesos, 14.4% del total destinado a promoción.

El resto del gasto destinado a las televisoras fue para Milenio TV, con 4 millones 751 mil 906 pesos, y Excélsior TV, del poderoso empresario Olegario Vázquez Aldir, con 4 millones 183 mil 538, ambas de señal privada; y a Canal 22, de señal abierta y perteneciente al Estado, le dio 3 millones 471 mil 810.

Las otras televisoras beneficiadas fueron Clío Tv, Efekto Noticias, Green Tv, Proyecto 40, Telefórmula, Tv Cable, Ultranoticias, Canal Capital y Tv Entertainment con contratos inferiores a los de las principales cadenas y que, en conjunto, significaron 13 millones 399 mil 71 pesos.

Una situación similar ocurrió con la inversión publicitaria en las radiodifusoras. En el periodo señalado la favorita del gobierno de Mancera fue Radio Fórmula, de Rogerio Azcárraga –tío de Azcárraga Jean–, a la cual le destinó 38 millones 180 mil 479 pesos. En ese corporativo colaboran también los principales conductores de Televisa, así como Ciro Gómez Leyva y José Cárdenas, de Grupo Imagen y MVS, respectivamente.

Después de las 13:14 horas del pasado 19 de septiembre, esa estación fue la primera en recibir la llamada de Mancera, quien informó sobre los daños causados por el sismo. A lo largo de esa tarde y los días siguientes, el mandatario local tuvo el micrófono y el teléfono abiertos en la emisora.

Las demás radiodifusoras beneficiadas fueron: Grupo Imagen –también de Vázquez Aldir–, con 17 millones 477 mil 902 pesos; Grupo Radio Centro, de Francisco Aguirre, con 12 millones 893 mil 901; MVS, de Joaquín Vargas, con 8 millones 793 mil 105, y Televisa Radio, con 4 millones 406 mil 315.

Los “amigos” de Mancera

En sus eventos oficiales, la mayoría en lugares cerrados como el antiguo palacio del ayuntamiento, Miguel Ángel Mancera suele enviar un saludo a sus “amigos” de la prensa asignados, si bien éstos se encuentran confinados en el “Corral de la Ignominia”, bajo el escrutinio del cuerpo de seguridad.

A partir del 19 de septiembre, el jefe de gobierno instituyó la realización de reportes diarios para informar a la ciudadanía sobre el número de víctimas –muertos y heridos– y de inmuebles afectados por el temblor.

La estrategia informativa incluyó un cambio de look: el aspirante presidencial dejó la formalidad del traje y la corbata y se puso jeans y chamarra negra con su nombre bordado y las iniciales “CDMX” en rosa. Con chalecos similares –que costaron al erario 5.7 millones de pesos por 10 mil piezas, según el portal La silla rota– Mancera uniformó a su gabinete y a cientos de sus trabajadores.

Cuando la emergencia bajó de nivel, el funcionario comenzó a presentar a integrantes de su gabinete, aceptar preguntas de la prensa y hablar de las principales acciones que emprendía para resolver la situación.

Sin embargo, un mes después dejó en segundo plano los efectos del sismo y aprovechó cámaras, micrófonos y grabadoras abiertas a su disposición y en horario matutino estelar –lo que significa la posibilidad de transmisión en vivo por televisión, radio e internet– para hablar de sus aspiraciones presidenciales con el otrora Frente Ciudadano por México.

El lunes 4 Mancera colgó el look “ciudadano” y regresó al traje y la corbata, al mismo tiempo que arreció sus declaraciones políticas contra su oponente, Ricardo Anaya, del PAN. Cinco días después, el sábado 9, tras las negociaciones que lo dejaron a un lado, se bajó de la contienda y dijo que se quedaba en la jefatura de gobierno a terminar la reconstrucción de la ciudad.

La tendencia de Mancera a dejar los temas de la ciudad en segundo orden se manifestó desde antes del 19-S en las páginas de periódicos y revistas de circulación nacional y local. De enero de 2016 a septiembre pasado autorizó millones de pesos en publicidad para los rotativos más influyentes del país.

El más beneficiado fue La Jornada, con contratos por 42 millones 728 mil 613 pesos, lo que representó 6.3% del presupuesto total. Le siguieron El Universal, con 34 millones 2 mil 12; Excélsior, con 17 millones 51 mil 752; Reforma/Metro, con 14 millones 457 mil 881, y La Razón, con 11 millones 924 mil 2.

En este último periódico Andrade Jardí fue directivo hasta junio de 2015, cuando fue nombrado coordinador general de Comunicación Social de la administración mancerista. Sin embargo, sigue publicando su columna “Marcaje personal” en ese periódico.

Andrade Jardí es quien firma los contratos de publicidad del gobierno de la capital con los medios de comunicación

Por lo que atañe a las revistas impresas, Mancera les apostó sobre todo a dos: Líderes Mexicanos, propiedad de Raúl y Jorge Ferráez, y Alcaldes de México, dedicadas a destacar las historias de éxito de sus entrevistados. La primera se llevó 3 millones 308 mil 340 pesos en dos años, periodo en el que Mancera apareció en la portada y se le dedicaron números especiales a su administración.

Alcaldes de México tuvo contratos publicitarios por 2 millones 221 mil 598 pesos y en ella el jefe de gobierno de la CDMX apareció en la portada al menos en dos ocasiones.

El gobierno mancerista dedicó también contratos publicitarios de 1 millón de pesos a impresos con línea editorial soft como Veintitantos o Travelers Guide, por mencionar dos ejemplos. Con Proceso firmó contrato por 500 mil pesos.

En contraste, a revistas como Contragolpe le dio contratos por 4 millones 113 mil 360 pesos sólo en 2016, aun cuando la publicación no tiene registro, al menos en el apartado capitalino del Padrón Nacional de Medios Impresos de la Secretaría de Gobernación, según corroboró la reportera.

Internet, desigual

La publicidad oficial de Miguel Ángel Mancera para páginas de internet es asunto aparte. De acuerdo con los datos obtenidos vía Transparencia de la Información de la Oficialía Mayor del gobierno capitalino, el gasto en el lapso mencionado se distribuyó entre más de 40 portales, la mayoría de ellos con información “dura”, pero también de contenido soft, como bbmundo.com.mx, cheforopeza.com.mx, gobiznext.com, con montos de entre 500 mil y 232 mil pesos.

Además, el gobierno capitalino decidió comprar espacios publicitarios por 100 mil pesos a portales como callemexico.com, que, al momento de ser consultado por la reportera en la sección de “Asamblea”, la información más actualizada era del 14 de enero de 2015, y notifaxonline.com, cuyo apartado de la “CDMX” presenta información desfasada de por lo menos dos semanas.

De enero a septiembre de 2017 firmó contratos por 10 millones 520 mil 981 pesos con páginas identificadas como Torre Blanca, o de 6 millones de pesos con Cuadrangular, aunque en una simple búsqueda en Google ninguna aparece registrada como medio de comunicación.

En la lista proporcionada por la Oficialía Mayor destacan personas físicas como María Yazmín Alessandrini Morales, a quien la administración mancerista le pagó 156 mil 600 pesos. En el caso de zoomin.tv –una página en inglés que presenta historias en video filmadas alrededor del mundo–, el gobierno capitalino compró espacios por 3 millones 259 mil 597 de pesos.

Esas cantidades sobrepasan prácticamente 10 veces lo recibido por reconocidos portales de noticias como lopezdoriga.com, josecardenas.com, ejecentral.com, forbes.com.mx, lasillarota.com y sinembargo.mx, por mencionar algunos, cuyos pagos van de los 100 mil a los 600 mil pesos de enero de 2016 a septiembre de este año.

En suma, durante los 21 meses estudiados, el gobierno de la Ciudad de México erogó 25 millones 466 mil 813 pesos para promocionar la imagen de Mancera y sus eventos sólo en el ciberespacio. De esa cantidad, únicamente en 2016 se repartieron 12 millones 396 mil 174 pesos entre 41 portales de internet.

Este reportaje se publicó el 31 de diciembre de 2017 en la edición 2148 de la revista Proceso.

Comentarios