Damnificados piden a Mancera una mesa de trabajo “de carácter serio y resolutivo”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La organización Damnificados Unidos de la Ciudad de México solicitó una reunión con el mandatario capitalino Miguel Ángel Mancera para establecer una mesa de trabajo “de carácter serio y resolutivo”, porque a más de cien días del sismo, subraya, la emergencia sigue vigente.

En una carta enviada al jefe de Gobierno, los integrantes de la organización –que aglutina a más de cien predios afectados por el sismo del 19 de septiembre– señalan que desde el inicio de la contingencia han presenciado irregularidades que van desde la inoperancia de diversas autoridades “hasta errores que nos niegan la certeza jurídica”.

Entre esos errores destacan los dictámenes de seguridad estructural con direcciones erróneas, notificaciones entregadas de puerta en puerta en edificios colapsados, así como medidas que sólo atenúan el desastre, pero no muestran voluntad por solucionarlo.

“Por eso, hemos decidido organizarnos. Hemos realizado ya tres encuentros de Damnificados Unidos de la Ciudad de México en los que hemos documentado, con base en un censo independiente realizado por nuestro propio esfuerzo, las irregularidades en los procesos de atención a las personas afectadas”.

Precisan que en su momento acudieron a la Cámara de Diputados para solicitar que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 se contemplaran recursos suficientes para la reconstrucción de las zonas dañadas, y lo mismo hicieron en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, “pero no fuimos escuchados”.

También acudieron al Senado de la República, “en el contexto de una malograda sesión solemne con motivo de reconocer el apoyo internacional prestado por diversos países y particulares, el cual agradecemos, pero también denunciamos que a la fecha estos recursos no se han ejercido y no sabemos con exactitud cómo serán aplicados, así como los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas que se ejecutarán para que su destino no sea desviado a causas ajenas a las de las damnificadas y los damnificados”.

Subraya la misiva: “Todas las puertas que hemos tocado nos han sido cerradas (…) A usted mismo, señor jefe de Gobierno, le hemos solicitado audiencia porque queremos ser sujetos activos en todas y cada una de las decisiones de política pública encaminada a las tareas de la reconstrucción de la capital del país. No podemos permanecer ajenos a nuestro propio destino y estamos convencidos que debemos defender nuestros derechos”.

En su documento los afectados sostienen que, contrario a lo que Mancera ha señalado públicamente, “no pertenecemos a ningún partido político u organización de diversa índole. Somos damnificadas y damnificados de la Ciudad de México”.

No los mueve otro interés, dicen, más que el regreso digno y seguro a sus hogares”. Y, de nueva cuenta, manifiestan su “absoluto rechazo” a la Ley de Reconstrucción de la Ciudad de México, “pues nos ofrece créditos que no tienen nada de preferenciales y la redensificación de hasta un 35% en nuestros inmuebles, lo cual vulnera nuestro derecho a la propiedad, por la cual ya hemos pagado”.

Los afectados aseguran que están dispuestos a dialogar, sentarse a la mesa y lograr acuerdos sólidos “que nos permitan avanzar, pues a casi cuatro meses del sismo no tenemos certeza de la manera en que serán reconstruidos nuestros hogares, en algunos casos ni siquiera se han entregado dictámenes sobre la condición estructural de los inmuebles”.

Y rematan: “no subestime nuestros esfuerzos y nuestra capacidad de organización”.

Comentarios