“Indignante”, intervención de juez para evitar suspensión del DACA: Casa Blanca

WASHINGTON (apro) – La Casa Blanca calificó de “indignante” la intervención del juez William Alsup, de la Corte Federal de San Francisco, California, que congeló temporalmente la decisión del presidente Donald Trump, de dar por terminada a la Acción Diferida para llegados en la Infancia (DACA).

“Consideramos que esta decisión es indignante, especialmente a la luz del éxito de la reunión bipartidaria del presidente con miembros de la Cámara de Representantes y de Senadores; en el mismo día”, expuso Sarah Huckabee Sanders, la vocera de la Casa Blanca por medio de una breve declaración por escrito.

La noche del martes pasado el juez Alsup interpuso un mecanismo judicial que suspendió la orden que emitió Trump el pasado 5 de septiembre, para cancelar DACA a partir del próximo 5 de marzo.

El m ismo martes en la Casa Blanca Trump se reunió con 25 legisladores del partido demócrata y del republicano para abordar las posibilidades de definir un proyecto de ley, antes del plazo que les dio y que vence el 5 de marzo, para darle residencia permanente a los 800 mil inmigrantes indocumentados acogidos por DACA y conocidos como soñadores o dreamers, en inglés.

“Un asunto de esta magnitud debe pasar por el proceso legislativo normal. El presidente Trump está comprometido con el cumplimiento de la ley y a trabajar con los miembros del Congreso de los dos partidos; para alcanzar una solución permanente que corrija las acciones inconstitucionales tomadas por el pasado gobierno (de Barack Obama)”, concluyó la portavoz de la Casa Blanca.

En la sesión con los legisladores Trump condicionó la promulgación de cualquier legislación a la construcción de un muro en la frontera con México y a fortalecer la seguridad y vigilancia en la frontera sur de su país. Incluso, el mandatario estadunidense apuntó que “como segunda fase”, una vez concluido el tema de DACA, podría negociar con el Capitolio un proyecto de ley para reformar las leyes migratorias y solventar el estatus de residencia y laboral de unos 11 millones de inmigrantes indocumentados.

Por la intervención de la Corte de San Francisco, ya no estarían sujetos a deportación de Estados Unidos los soñadores a quienes se les haya vencido su permiso de residencia y empleo temporal, antes y a partir del próximo 5 de marzo, como lo había determinado el presidente Trump con su orden para dar por concluida el DACA.

Comentarios