Bloquean la carretera México-Toluca para exigir que paren obras del tren interurbano

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Integrantes de la comunidad indígena de Santa María la Asunción Tepexoyuca, municipio de Ocoyoacac, Estado de México, cerraron esta mañana dos carriles de la carretera México-Toluca para protestar por la continuación de las obras del tren interurbano, pese a la orden judicial para suspenderlas.

“El bloqueo de la carretera es una manera de decirle a la autoridad que estamos cansados de la inconsciencia y de la violación que se está haciendo al derecho a la propiedad”, dijo Gustavo Olivares, director jurídico de la Central Campesina Cardenista en el Estado de México, quien lleva la defensa de la comunidad afectada.

“Se protesta porque hay una ejecutoria, una sentencia dictada por el Tercer Colegiado en Materia Administrativa del Segundo Circuito, con residencia en Naucalpan, que en octubre del año pasado resolvió que las obras del tren interurbano México-Toluca, en el predio denominado el Portezuelo, se pararan inmediatamente, pero la autoridad, el director ferroviario y la misma secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) han sido omisos”, explicó en entrevista con Apro.

Y precisó que la obra de infraestructura ferroviaria ha afectado a aproximadamente 200 indígenas, tomando en cuenta que violenta la posesión en 32 hectáreas.

La resolución del Tribunal a favor de los indígenas salió el 5 de octubre de 2017 y de inmediato se le notificó a la SCT, pero se ha negado a darle cumplimiento y se sigue trabajando en la obra.

A las 10 de la mañana de este jueves, una hora antes de que iniciara el bloqueo a la carretera México-Toluca, un actuario del Juzgado Segundo de Distrito en Materia de Amparos en Toluca realizó una inspección judicial para mostrar al juez que las autoridades federales han sido omisas en dar cumplimiento a la ejecutoría del Tribunal.

De octubre a la fecha se ha avanzado en una superficie de 20 hectáreas lineales, de las 32 que se pretende ocupar, y las obras continúan.

Se le preguntó al abogado si hay manera de parar la obra y respondió: “Sólo oponiéndonos, pero ya ve, las represalias del gobierno federal son duras, inmediatamente nos pueden denunciar por el paro de obras, aunque tengamos la sentencia a nuestro favor. Como usted sabe, en México no existe el estado de derecho”.

–¿Han pensado en interponer una denuncia por daños y perjuicios?

–Sí, será la próxima semana, ahora lo que queremos es que se paren estas obras, porque es un gran menoscabo a la propiedad de la comunidad indígena.

De acuerdo con el asesor jurídico, antes de que iniciara la construcción del tren interurbano, los indígenas vivían de sus tierras, las dedicaban al cultivo y a rentar caballos y motos, y a ofrecer el servicio de tirolesa en el parque ecológico La Marquesa.

De igual manera, señala que la construcción del tren interurbano, ideado por el presidente Enrique Peña Nieto, ha tenido diversas irregularidades, entre las que destaca el pago a un comisariado ejidal no reconocido por la comunidad, con la finalidad de obtener un permiso no válido para la construcción.

En dicha irregularidad, añade, participaron trabajadores de la SCT, así como la delegación de la Procuraduría Agraria en el Estado de México.

Comentarios