Denuncian “intimidación y amenaza” militar en comunidad de Ocosingo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pobladores de la comunidad Amador Hernández, localizada en el municipio de Ocosingo, Chiapas, exigieron al gobierno de Enrique Peña Nieto el cese de acciones “de intimidación y amenaza” en esa localidad, y demandaron el regreso de los militares a sus cuarteles.

En un comunicado, la Asociación Rural de Interés Colectivo (ARIC) Independiente y Democrática, y ARIC-Unión de Uniones Histórica, señalaron que el pasado martes 9, alrededor de las 2 de la tarde, dos helicópteros de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) sobrevolaron Amador Hernández.

Luego de que una de las aeronaves aterrizó dentro de la comunidad, descendieron 17 militares, y el otro helicóptero aterrizó en las inmediaciones del lugar “de manera estratégica”, puntualizaron las organizaciones.

“Estos hechos de intimidación y amenaza vulneran la paz social al sembrar miedo y zozobra en esa comunidad indígena ubicada en el corazón de la Selva Lacandona”, subrayaron.

Y destacaron que como respuesta a esa “amenaza”, los pobladores, temerosos, se organizaron inmediatamente para expulsar a los elementos de la Marina, y en un camión de volteo los trasladaron de Amador Hernández al Ejido San Quintín, del mismo municipio.

No obstante, agregaron, en las primeras horas del miércoles 10 continuaron los sobrevuelos en la comunidad, por lo que permanecen en alerta, “y señalamos como responsable directo a los gobiernos federal y estatal de esos hechos y de lo que pueda suceder en ese territorio, sabedores de que no estamos en estado de guerra”.

El Ejército y la Armada de México deben permanecer en sus cuarteles militares, apuntaron, y exigieron al gobierno de Enrique Peña Nieto el cese de las acciones de intimidación y amenaza por la presencia de elementos de la Marina en las comunidades campesinas de Ocosingo, Chiapas.

Comentarios