Con exposición celebran en Guanajuato el centenario de la “Colección Alcázar”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La exposición “Del goce privado al deleite público” que se encuentra actualmente en el Museo Palacio de los Poderes de Guanajuato, marca el inicio de la celebración por el centenario de la Colección Alcázar, misma que se conmemorará también en el Museo Nacional de Historia Castillo de Chapultepec, dio a conocer el INAH.

El acervo que originalmente contó con 30 mil piezas, fue catalogado en su momento como la colección privada más importante por sus orígenes, estilos, autores, marcas y antigüedad, y perteneció al guanajuatense Ramón Alcázar Castañeda, quien durante la segunda mitad del siglo XIX e inicios del XX fue un hombre de negocios, político y coleccionista.

En 1917 la colección pasó a manos del gobierno mexicano y de ahí se distribuyó a cinco museos adscritos al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH): el de Historia (Castillo de Chapultepec, cuya sección denominada “Alcázar de Chapultepec”, además de aludir a la arquitectura del recinto, es sede de la Colección Alcázar que ocupa 19 salas del castillo y que recuerdan al coleccionista guanajuatense), de Antropología, del Virreinato, de las Culturas y de las Intervenciones, así como en algunos regionales perteneciente también a la Red de Museos del instituto.

A manera de adelanto por el centenario de la colección, el Museo Palacio de los Poderes de Guanajuato expone actualmente Del goce privado al deleite público, que permanecerá hasta el próximo18 de febrero, y que además del arte expone fotografías que dan cuenta de las cuatro décadas en las que Alcázar Castañeda acumuló joyas, relojes, porcelanas, platería, armas, miniaturas, medallas, monedas, arte religioso, pinturas, dechados y mobiliario, así como objetos traídos del extranjero.

A decir del historiador Axayácatl Gutiérrez, co-curador de la exposición junto a Thalía Montes, Ramón Alcázar tuvo una afición particular por la porcelana: de hecho, un par de tibores chinos exhibidos en el salón fumador del Castillo de Chapultepec se encuentran entre los objetos más caros del acervo.

“Al coleccionista le motivaron los abanicos, quizá porque los de marfil procedían de países lejanos como Japón y China. El gusto de las élites por los artículos de Oriente se remonta a la época virreinal, cuando miles de artículos de esa región llegaron a América a través del Galeón de Manila o también llamado popularmente La Nao de China”, comentó Thalía Montes, según refiere un comunicado del INAH.

Una muestra similar a Del goce privado al deleite público se realizará en el transcurso del año, según adelantó el instituto, y se dedicará en el Castillo de Chapultepec a la figura de Ramón Alcázar Castañeda.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios