Acusan a Capella de “fabricar” delincuentes en Morelos

CUERNAVACA, Mor. (apro).- El comisionado estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra, señaló a cuatro personas como las presuntas responsables del ataque a una familia en la carretera federal Cuernavaca-Cuautla, el pasado lunes 8, con saldo de cinco muertos, entre ellos dos menores de edad.

No obstante, el abogado de los imputados, Ricardo Sánchez Bautista, aseguró que se trata de “una fabricación” del funcionario, quien difundió imágenes de una camioneta Toyota gris, sin placas de circulación, en la que se supone viajaban los atacantes.

Posteriormente el jefe policiaco publicó otro video en el que se observa a los cuatro presuntos agresores, de quienes dijo que en marzo pasado fueron acusados de posesión de armas largas y cortas.

Supuestamente los cuatro señalados y otras 14 personas fueron capturadas en esa fecha y luego puestas en libertad, debido a las irregularidades en la detención.

Además de difundir las imágenes mencionadas, Capella dio a conocer los nombres y rostros de los supuestos atacantes. Ellos “pudieran ser los responsables”, apuntó.

En conferencia de prensa, Sánchez Bautista aseguró que el jefe policiaco intenta fabricar responsables de esos crímenes, pues, “por demás de manera dolosa, pretende responsabilizarlos de un hecho que ellos no cometieron”.

Sobre la detención ocurrida en marzo pasado, sostuvo que en aquella ocasión se informó que las personas aprehendidas en posesión de armas de fuego estaban vinculadas a Sidronio Casarrubias, presunto integrante de Guerreros Unidos, detenido en 2014 y relacionado con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Según el abogado, las 18 personas fueron aprehendidas en un rancho de Yautepec en horas de la tarde, pero fueron puestos a disposición hasta la noche, y la policía aseguró que los detuvo en un operativo sobre la carretera Yautepec-Tlaltizapán.

Por esa y otras inconsistencias, agregó, esas personas fueron liberadas por el juez. Sin embargo, las vinculó a proceso y firmaban por su libertad condicional.

De acuerdo con Sánchez Bautista, Capella “pretende resolver el caso de forma mediática”, igual que ocurrió con la masacre de Temixco, el pasado 30 de noviembre, en la que policías del Mando Único dispararon contra mujeres y menores de edad, quitando la vida a seis personas.

La intención es crear la percepción de que se tiene el control de la seguridad en el estado, concluyó el abogado.

Comentarios